Gózalo Higuaín llegó al futbol español a los 21 años, cuando apenas llevaba dos temporadas como futbolista profesional en Argentina, con River Plate. El delantero llegó a Real Madrid, junto a Fernando Gago y Marcelo, como el proyecto a futuro del equipo español, que para entonces, en el invierno del 2006, descendía de la segunda a la cuarta posición. Era un momento de crisis.

Fue una inversión de 12 millones de euros, que sumado al monto que pagó Real Madrid por Gago (20.5 millones de euros) y Marcelo (6.5 millones), significó el mayor gasto de un equipo español en el mercado de invierno de fichajes (39 millones de euros).

La ventana de transferencias de invierno sirve para realizar adecuaciones, fichajes de urgencia o para terminar con el presupuesto destino al rubro de refuerzos.

En las siete temporadas anteriores, el futbol español gastó menos del 8% de los recursos destinados a transferencias durante el mercado invernal.

Con la venta de Neymar, y ante la negativa de Liverpool para desprenderse de Philippe Coutinho, Barcelona hizo caja y para el periodo de transferencias 2017-2018, desembolsó 120 millones de euros en el fichaje del brasileño, además de la reciente noticia de la incorporación del colombiano Yerry Mina al club catalán por 11.8 millones de euros.

Aunado al traspaso de Coutinho y Mina, los fichajes de Diego Costa (66 millones de euros) a Atlético de Madrid; Guilherme Arana (11 millones) a Sevilla; Ignasi Miquel (0.5 millones) a Málaga, Jairo Sampeiro (0.35 millones) con Las Palmas y Robert Mazan (0.3 millones) a Celta de Vigo, la Liga de España acumula un gasto de 209.9 millones de euros en apenas 12 días del periodo de fichajes invernal, y significa apenas 11.2 millones más que el gasto acumulado de fichajes en invierno de los últimos siete años (198.7 millones).

A falta de que Real Madrid, Valencia, Sevilla y algún otro club que logre vender un jugador, los fichajes de invierno marcaron récord en el futbol español, acostumbrado los últimos años a desprenderse de su talento en esta época y no salir de compras.

Por primera ocasión en ocho temporadas, La Liga de España es el torneo que más dinero ha invertido en fichajes durante el invierno. Hasta el momento, supera en más de 61.8 millones de euros a la Premier League, segundo torneo que más ha invertido.

El más claro de austeridad de los equipos españoles lo protagonizan Barcelona y Real Madrid, el primero porque el único fichaje realizado en siete años durante invierno fue el de Ibrahim Afellay, por tres millones de euros. En tanto, Real Madrid sólo efectuó los traspasos de Lucas Silva (13 millones) y Diego López (3.5 millones) durante el periodo de invierno.

La liga española gastó, en promedio, 28.3 millones de euros en cada uno de los ocho años anteriores durante el periodo de invierno. La cifra es menor al gasto que realizó el club que más invirtió en invierno en la Premier League, y que no siempre fueron los equipos más poderosos, Crystal Palace (41.7 millones de euros) y Newcastle (38.7 millones) fueron los equipos ingleses que más gastaron en fichajes durante el invierno.

erp