La jornada 14 del Apertura 2012 dejará huella en el futbol mexicano. Y es que dicha semana de competencia dejó como herencia el mejor récord de goles del torneo con 33 anotaciones, consecuencia de varios partidos espectaculares, superando los 28 que se convirtieron en la Fecha 2.

Por si eso no fuera suficiente, en esta jornada se vivieron grandes compromisos en los que, además de muchas llegadas a las porterías, se agradeció la intensidad con la que se buscó el resultado, teniendo como el mejor ejemplo la victoria de 2-1 de América sobre León.

Si bien los 18 disparos a las porterías que hubo entre Águilas y esmeraldas en el Azteca no fueron suficientes para alcanzar el récord de 27 intentos que se impuso en el encuentro Pachuca 1-1 Monterrey, nadie deberá tener duda de que el agarrón que se dieron los equipos de Miguel Herrera y Gustavo Matosas dejó un gran sabor de boca y se queda como una de las posibilidades de mejor juego del campeonato.

Tras muchas semanas, en las que se criticaba la postura de muchos equipos que apostaban por no recibir gol y no planteaban una propuesta ofensiva, la Jornada 14 aplastó la marca de disparos a las porterías que habían impuesto en la Semana 10 de competencia Atlante y Santos, que sumaron 15 oportunidades en el encuentro que los de Torreón ganaron 3-1.

El juego entre Tigres y Pumas, en que los de Nuevo León sacaron una contundente victoria por 5-0, se colocó detrás de la marca impuesta por Tuzos y Rayados con 20 oportunidades, seguidos por Gallos 1-2 Morelia con 19 intentos, y América 2-1 León con 18.

Tras una semana llena de emociones, goles y buenos partidos, sólo resta esperar a que el cierre de campeonato y la Liguilla mantenga este mismo ritmo, situación que sin duda agradecerán todos los aficionados que ya estaban urgidos de buenos partidos.

carlos.herrera@eleconomista.mx