Tijuana logró este torneo su ascenso a Primera División, pero ahora se enfrentará a un nuevo reto, mantenerse en el máximo circuito. En los últimos 10 años, de los 10 clubes que han logrado ascender, únicamente San Luis y Puebla han perdurado más de tres años en Primera.

La Piedad, Dorados, Irapuato e Indios forman parte de los ocho equipos restantes que se han coronado campeones, pero regresan al año siguiente a la Liga de Ascenso.

Sin embargo, ningún equipo en estos 10 años ha conseguido mantenerse en Primera División en su primer ascenso.

Querétaro es uno de los clubes que se acerca a conservar por más de tres años su lugar en la máxima competencia, después de haber logrado su acceso a Primera División en dos ocasiones.

En el 2006, los Gallos Blancos lograron superar a Puebla 5-1 y obtienen su pase a Primera. Pero el gusto les duró poco pues sólo pudieron mantenerse un año en el máximo circuito y en el Clausura 2007 regresaron a la Liga de Ascenso. Para el 2009, después de una final que terminó en penaltis ante los Venados de Mérida, Querétaro vuelve a regresar a la máxima competición y el club ahora se mantiene en Primera.

Para San Luis la historia es diferente, en el 2002 ganó a Veracruz el ascenso en disputa. Dos años más tarde, los Tuneros quedaron en los últimos lugares de la tabla porcentual e inevitablemente perdieron su lugar en el máximo circuito. En el 2005 lograron llegar de nuevo a la final y ascendieron en directo al ganar dos torneos en una sola campaña, pero esta vez decidieron mantenerse en Primera hasta ahora.

En el mismo año que los Tuneros alcanzaron su ascenso, Puebla descendió pero dos años más tarde logró su segundo ascenso a Primera División y persistió en el máximo circuito hasta el día de hoy.

Necaxa, el actual equipo descendido, consiguió su ascenso hace apenas un año frente a León. Pero los Rayos no pudieron mantener la categoría y el sábado cedieron su lugar a Tijuana. (Con información de Llaney Rangel)