Guadalajara, Jal. La orden que emitió el pasado fin de semana la Cuarta Sala del Tribunal Administrativo del Estado (TAE) al Ayuntamiento de Zapopan para suspender la construcción de la Villa Panamericana puso en riesgo el desarrollo de los Juegos Panamericanos en octubre próximo, coincidieron en indicar el gobernador Emilio González y los presidentes de los organismos cúpula del sector privado jalisciense.

Y es que a cinco meses y medio de la inauguración de la justa deportiva más importante del continente, el magistrado Armando García Estrada ordenó al gobierno municipal suspender la obra.

La demanda fue promovida por vecinos del fraccionamiento Rancho Contento, aledaño al predio El Bajío donde se edifica el complejo panamericano.

Según los habitantes del fraccionamiento, el desarrollo habitacional, que consta de 800 departamentos, provoca un daño ecológico a todo el ecosistema del Bosque de la Primavera.

La constructora Corey Integra SA de CV encargada del proyecto habitacional, presentó un recurso de amparo ante el Juzgado V de Distrito en materia Administrativa para revertir el fallo emitido.

El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Miguel Zárate Hernández, denunció que el magistrado García Estrada, quien ordenó detener las obras se extralimitó en la resolución toda vez que la empresa desarrolladora contaba, desde el arranque de los trabajos, con todos los permisos correspondientes para construir.