Son 11 los candidatos para albergar la sede del 2018, pero la suerte ya está decidida. La FIFA quiere el Mundial de regreso en Europa y está claro que así será.

Australia, Inglaterra, Japón, Corea del Sur, Qatar, Rusia, Estados Unidos, Holanda-Bélgica y España-Portugal van por la sede. Pero la FIFA ya ha dictaminado qué ocurrirá y será cosa de tres.

Los altos mandos del futbol internacional han decidido que el 2018 sea para Rusia, Inglaterra o España-Portugal. El tema está sobre la mesa y las negociaciones han empezado. Ahí está el próximo viaje mundialista después del 2014 en Brasil.

Joseph Blatter anunció que tendrán prioridad las sedes que vayan solas, lo cierto es que ha ganado terreno España-Portugal; aunque el poder económico de los ingleses y rusos es un factor que consideran.

España-Portugal tiene corroborada su buena alianza con los jefes del balón, además el tema de Madrid como sede olímpica también puede ser un factor en favor, luego de que el COI se negó a darles el sí.

Inglaterra tiene de su lado la historia y por supuesto una gran infraestructura para tal evento. El ensayo será Londres 2012 y la FIFA sabe que los ingresos serían los más altos de todos los tiempos.

Rusia es el nuevo gigante en el mercado del futbol, los magnates de aquella nación se han puesto de acuerdo y desean el Mundial más lujoso de todos los tiempos.

De esta manera, la confederación de los candidatos que sean elegidos para el Mundial del 2018 quedará fuera para el 2022. Así, Europa deja vía libre para Japón, Corea del Sur, EU, Australia y Qatar. Un Mundial en el Medio Oriente es algo atractivo por el gran mercado en que se ha convertido.