La Copa Zaachila irrumpió en el reposo de más de cuatro décadas. Veracruz y Rojos del Águila hoy despiertan, festejan y se vitorean como campeones de la Liga Mexicana de Beisbol, después de imponerse 8-1 a Rieleros de Aguascalientes.

El Águila es monarca y aunque el beisbol es un deporte colectivo, apostó sus posibilidades sobre el brazo derecho de Lorenzo Barceló. El dominicano que llegó al final del calendario regular y se fue perfecto en playoffs: 6-0. Con gran forma física y calidad para lanzar siete entradas o más. Anoche no fue la excepción, recabó cinco ponches, admitió seis hits y una carrera.

La escuadra del Golfo moldeó su corona a partir del inning número tres: Pedro Castellano pegó cuadrangular a la derecha sin compañero en almohadilla, Humberto Sosa no desmereció al hacer que la pelota rebasara la barda para el 2-0. Un capítulo más tarde, José Castillo produjo la tercera carrera con otro vuelacercas; castigo recibido por uno de los pitchers que más triunfos recopiló en la campaña, Humberto Montemayor.

Con un sencillo de René Reyes en la sexta alta, Aguascalientes hizo su única anotación cuando Carlos Orrantia llegó a home.

En las entradas cinco y seis, los locales consolidaron su delantera gracias a tres carreras más, con hits de José Castillo, Enrique Osorio y Jorge Guzmán para que este último, Humberto Sosa y el mismo Osorio tuvieran llegada libre a la registradora. A los 42 años de espera sólo le restaban 16 outs. Y Sosa le dio mayor deleite a esos minutos con otro par de carreras vía doblete.

PITCHEO, LA JOYA DE LA CORONA

En cuanto a la ofensiva, justo destacar que la demostración de ayer igualó a su número más alto en carreras anotadas en playoffs 2012 con 10, tres de ellas fueron fabricadas por Sosa. Dicho departamento no fue tan contundente en el calendario regular, al ubicarse decimotercero.

La unidad de pitcheo de los pupilos del ídolo de la región, Pedro Meré, fue valuarte en el título. Progresó en sus estadísticas en la postemporada al poner su efectividad en el límite de 3.39. El pitcheo como fundamento del rey de los deportes y el gran momento de Barceló llenaron de brillantes la corona águila, a quienes ya les urgía la gloria.

El MVP de la Serie Final fue el dominicano Lorenzo Barceló luego de tiener una marca excelente ante Rieleros.

?(Con información de Diego Fragoso)