Si a alguien le apetece comprar el Abierto Mexicano de Tenis debe tener listo un cheque que supere de entrada al menos entre 10 y 15 millones de dólares. Raúl Zurutuza, que ha vivido el torneo durante dos décadas y del cual ahora es director, comenta que uno de los éxitos del certamen que se realiza en Acapulco es que se ha revalorado la franquicia considerablemente.

Para él, los tres momentos que le han permitido al negocio de Alejandro Burillo Azcárraga ser viable y con un proyecto a largo plazo son tres: el cambio de sede de la ciudad de México a Acapulco, lograr estar en la categoría de Open 500 (una debajo de los Masters) y ahora mismo, el cambio de superficie de arcilla a cancha dura.

Raúl tiene fe en que el cambio de superficie beneficiará al torneo a mediano y largo plazo; primero porque 80% del circuito se juega en esta superficie y segundo, porque ha empezado a enamorar a tenistas que ahora rondan entre el 20 y 50 del mundo y la lógica indica que tendrán algunos que escalar posiciones en el ranking y cuando eso suceda, habrán ya probado lo que es el Abierto mexicano.

Como negocio, desde hace 10 años que el certamen trabaja con utilidades e incluso, 40% de sus contratos se firman en dólares. Sus relaciones comerciales son sólidas, no por algo el promedio de estancia de las marcas es de al menos ocho años como sponsors. Aquí la charla con Raúl Zurutuza, el director que piensa en lo que ocurre hoy, pero más en lo que sucederá mañana para cuando, quizás, alguno de los ocho dueños de los Masters decida vender y para ello hay que tener un cheque de 35 millones de dólares listo…

¿Qué le comentan los colegas de otros torneos del Abierto de Acapulco?

El mundo de los directores de torneos es un mundo muy egocéntrico. No ha habido un solo director de torneo que haya estado en el nuestro; bueno, sí, uno, el propietario del de Buenos Aires, pero europeo ninguno. En cambio nosotros invertimos para ir a otros a conocer, cosa que a muchos les sorprende. Vas a otro torneo, recopilas cosas, aprendes. Nos hemos ganado mucho respeto entre los tenistas y entre los torneos, además tenemos una silla en el Tournament Council.

Ahora en términos económicos, ?¿en qué fase se encuentra el Abierto?

El torneo tuvo un proceso de números negativos, luego un tiempo de tablas y ahora estamos en números negros, creo que desde hace 10 años ya estamos en esta última etapa. Tenemos la fortuna de contar con un propietario que apostó a esto y ya está viendo frutos, además que permite planear a largo plazo y construir la marca.

Además, nuestros patrocinadores han estado mucho tiempo con nosotros. Grupo Modelo tiene 20 años, al igual que Wilson; HSBC va cumplir 11 años; Telcel, 10 años; Mazda, ocho años, y eso sin contar algunas extensiones de contratos que acabamos de firmar. El promedio de relación comercial de nuestros socios es de entre ocho y nueve años aproximadamente.

¿Tener la cancha dura tendrá beneficios en términos económicos para el Abierto?

El cambio a cancha dura no tuvo que ver con el negocio, fue una apuesta a largo plazo del torneo. Estamos convencidos de que el futuro del tenis profesional está en la cancha dura; las de arcilla y de pasto estarán acotadas a todo lo que es previo a Roland Garros y Wimbledon. En mi humilde opinión, creo que en los próximos años los torneos de América Latina serán todos en cancha dura, a menos que los jugadores sigan buscando fuentes de trabajo en arcilla. Así está en el circuito, 80% se juega en cancha dura o carpeta. Por la semana donde nosotros estamos, es la mejor decisión que hemos tomado.

¿Cómo y cuánto se ha revalorado el torneo en los últimos años?

La inversión y la utilidad que se realiza e ingresa por el torneo ha dado jerarquía a la franquicia del Abierto y con ello a su valor. Obviamente el certamen tiene utilidades, pero lo más importante que hasta ahora te puedo decir es el valor de la franquicia.

Si el señor (Alejandro) Burillo quisiera vender, tendrían que llegar con un cheque de ocho dígitos en dólares. Una de las grandes ventajas que tenemos es que muchos de nuestros patrocinadores se han subido al torneo firmando contratos en dólares.

Firmar un contrato en dólares hoy no es sencillo, pero nos hemos ganado la confianza del patrocinador y nos ha funcionado. De 100% de los patrocinadores, como 40% firma en dólares.

Ahora sólo hay que esperar a que algún Masters decida salirse y poner a la venta su sitio…

Ahora no hay ningún torneo que piense salirse. Estamos preparándonos para estar listos. Hay ocho dueños de Masters y alguno dirá en algún momento ‘yo vendo’… y cuando eso ocurra hay que ver quién puede entrar. Un Masters creo que está arriba de los 30 o 35 millones de dólares. Necesitamos mejorar un poco más la infraestructura en Acapulco y estamos listos para tener un Masters.

¿Cuáles son las condiciones de calidad y financieras del torneo para el futuro?

En calidad deportiva, va en ascenso. Habrá años que se nos complicará, pero lo veo bien. El tema financiero con el torneo de Dubai siempre será una desventaja, pero ahora tenemos este valor agregado de la cancha que va con el flujo del torneo.

Yo no dudo que en uno o dos años podamos traer a (Novak) Djokovic y trabajemos a Tomas Berdych o Wilfried Tsonga. No hay que perder de vista que este es un proyecto de largo plazo y que en cinco años no estará (Roger) Federer, (Rafal) Nadal, Djokovic, habrá nuevos y por eso la decisión. No hay que mirarlo en el futuro inmediato, sino a mediano o largo plazo, hay que empezar a enamorar a los tenistas jóvenes.

LOS PRIMEROS MEXICANOS… FUERA

Las mexicanas Marcela Zacarías y Victoria Rodríguez se despidieron del dobles en el Abierto Mexicano de Tenis, al caer por 6-4 y 6-0 ante las máximas favoritas de la justa, las alemanas Julia Goerges y Anna-Lena Groenefeld, en la primera ronda.

En 56 minutos de juego, la dupla mexicana no pudo hacerle frente al poder teutón, a pesar de la garra que demostraron en el primer set, tras ir abajo 0-3 se repusieron y dieron pelea hasta que en un cerrado 5-4 perdieron el punto para el 6-4 definitivo.

El aspecto mental fue algo importante en el partido, pues las jugadoras aztecas no se repusieron y fueran quebradas en el primero y tercer puntos, de nuevo la historia se repetía con 0-3 abajo.

Sin embargo, esta ocasión no hubo respuesta y las alemanas cerraron el juego con 6-0 a su favor en el segundo episodio, que se disputó ante una cancha abarrotada de gente que quería ver el encuentro, hubo quienes incluso se quedaron fuera de la Cancha 2 y la fila de espera era larga.

CHALE Y CHARDY AVANZARON ?A LA SEGUNDA RONDA

En otro encuentro, que dio inicio a las actividades en el complejo tenístico ubicado en un lujoso hotel de este puerto, la francesa Kristina Miladenovic perdió por 6-4 y 6-2 ante la estadounidense Christina Mchale.

En la rama varonil, el colombiano Alejandro Falla, proveniente de la calificación, cayó 6-1 y 6-4 Dudi Sela y el francés Jeremy Chardy no tuvo grandes complicaciones para despachar a Eben por 7-5 y 6-0. (Con información de Notimex)