El proyecto del Abierto Mexicano de Tenis en su edición 25 es darle juego a las jóvenes promesas que no superan los 25 años de edad.

En la cancha dura de Acapulco mostrarán su juego el austriaco Dominic Thiem de 24 años, el coreano Hyeon Chung de 21, el canadiense Denis Shapovalov de 18 años, el ruso Andrey Rublev y el número cuatro del ranking ATP, Alexander Zverev, ambos de 20 años.

Thiem y Zverev son de los más jóvenes asistentes al torneo entre los cinco top 10 del mundo. Rafael Nadal regresa a México como el número uno del ranking y el croata Marin Cilic (6) y Juan Martín del Potro (10) completan el cuadro. El estadounidense Sam Querrey (13), también regresa a México, como campeón defensor y el español David Ferrer (33), cuatro veces monarca en Acapulco.

En la competencia femenil, Raúl Zurutuza, Director General en Mextenis, confirmó que el agente de la estadounidense Venus Williams (anunciada como participante hace unos meses) canceló su participación debido a la carga de partidos que tendrá este 2018. Mientras que Sloane Stephens, la afroamericana de 24 años campeona del US Open 2017, estará presente en Acapulco.

La bolsa tuvo un pequeño incremento para la competencia que iniciará del 26 de febrero al 3 de marzo. Para el torneo de la ATP se tienen contemplados 1 millón 642,795 dólares y para la WTA 226,750 dólares.

Incrementará cerca de 4% el ingreso del AMT

El estadio dará la bienvenida al público con 1,200 butacas más, por lo que el aforo y el ingreso este año se espera que incremente con algunos cuantos dólares más, de acuerdo con cálculos de Raúl Zurutuza, director del torneo.

“Lo van a notar en el estadio en la tribuna oriente y en la zona plata. Vamos a abrir una sección que es la international box, que es puntualmente para los jugadores. Hay una instrucción de Alejandro Burillo (presidente de Grupo Pegaso) de dar un mayor aforo”, comentó.

“El ingreso del Abierto aumenta hasta en 4 %. Son lugares en la sección plata, que no deben costar mucho”, agregó.

El precio más alto en esta zona es de 10,695 pesos por asistir a la serie de la semana; 8, 635 pesos por la serie de fin de semana y el acceso por día, que tiene la entrada más barata, en 660 pesos. La entrada más cara del evento es para la zona Cinemex, con un costo de 20,240 pesos para la serie de la semana. Y el acceso más económico será para el día lunes de 475 pesos en la zona plata.

“Las butacas ya se van a quedar fijas, los boletos se venden en una semana y estudiamos estructuralmente dónde se haría. La capacidad del estadio será de 9,500”, dijo José Fernández, director de mercadotecnia del torneo.