Edward Valdez reorienta el camino al éxito y su mejor nivel se muestra en la dirección en que él es parte del esfuerzo colectivo desde el pitcheo para así llevar a Rieleros de Aguascalientes a la final de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB).

Con la franquicia que retornó a la LMB en este certamen, Valdez, originario de República Dominicana, cumple su campaña más sobresaliente en un sexenio desde que obtuvo idéntico número de victorias en Ligas Menores con Cincinnati. Este año suma siete en temporada regular a cambio de dos derrotas, además del triunfo en el primer partido de la Final del Norte ante Monterrey.

Se afirma que los atletas tienen su descenso en rendimiento a los 30 años, para Edward, a sus 32, el 2012 en su competencia regular con Aguascalientes se equipara a cuando con Tulsa (2008) también promedió 4.12 carreras limpias antes de emigrar a Colorado y transitar por Japón, Calgary y enrolarse con Diablos Rojos del México en el 2011.

EN PLAYOFFS RETOMA NIVEL

Valdez estaba perfecto (7-0) hasta hace casi un mes cuando perdió con Sultanes y 10 días después con Monclova. Una semana y media más tarde hizo su debut en playoffs contra Saltillo.

El sábado se apuntó su primer triunfo en finales con trabajo de ocho episodios, siete ponches y una carrera. Su aptitud en la loma lo hizo descender a 1.20 a través de dos aperturas con 15 innings cubiertos, 13 ponches, par de pasaportes y 10 hits tolerados.

Valdez apuntala a la unidad de lanzadores que ha provocado que Rieleros sea el segundo mejor en postemporada.