Guadalajara tomó un respiro en su lucha por no descender, de la mano de dos goles brillantes, llenos de talento individual, Marco Fabián y Ángel Reyna sacaron a flote a Chivas en el largo camino que aún les espera por salvar la categoría. La victoria 2-1 sobre Pumas les permite abandonar el último sitio de la tabla porcentual (ahora en poder de Puebla que perdió 3-1 ante Veracruz el viernes), al que cayeron la semana pasada, en el momento más trágico del club en la historia, pero apenas una semana después, encontraron algunos indicios para conseguir su objetivo.

No fue extraño que al final del partido José Manuel de la Torre tomó camino rumbo al vestidor con el rostro tenso, contenido de emociones y apenas un tímido saludo al entrenador rival, de lejos, sin ningún rasgo de emotividad. Chivas fue dos versiones: la primera brillante, pasional y dinámica, impulsados los jugadores por el apoyo de la afición, que respondió a la promoción de la directiva y por un golpe de timón, ya que Chepo de la Torre realizó cuatro cambios respecto del partido anterior, el más significativo, el regreso de Luis Michel a la portería.

Eso sirvió para que en el primer tiempo Chivas produjera las dos jugadas más importantes del partido, las de los goles de sus delanteros, porque si se trata de hacer un partido completo, para el rebaño todavía se vislumbra lejos el rendimiento óptimo. Un síntoma: en 90 minutos apenas fueron cuatro disparos a gol y aunque dos terminaron en el fondo de la portería, las aproximaciones de los rojiblancos no inquietaron demasiado a Alfredo Saldívar.

Fue entonces que Chivas se encomendó a las individualidades. Primero fue Marco Fabián, que realizó su jugada predilecta, el disparo de larga distancia. Recibió desde el sector izquierdo, cortó hacia el centro y sacó un potente disparo que se incrustó en la portería auriazul. Explotó el Omnilife y entonces Chivas se llenó de pasión.

Pumas se mostró desconcentrado ante el empuje de Guadalajara. Era el momento de las Chivas y se coronó con la anotación de Reyna, como un símbolo más de la resurrección del equipo. El refuerzo estelar del torneo pasado conseguía su primer gol, mediante una volea tras un centro de Isaac Brizuela, justo antes de concluir el primer tiempo.

Pero todo se desvaneció para la segunda parte, en parte porque salieron Reyna y Toledo, incombustibles en el medio campo, pero también porque Chivas está lejos de un equipo completo. Pumas, sin ser demasiado peligroso, fue bendecido por un penal a favor, que Eduardo Herrera convirtió a la perfección y con ocho minutos por jugar, a Guadalajara la presión estuvo a punto de consumirlo.

El nerviosismo fue evidente en Michel, al que en un par de ocasiones se le escapó el balón, y como es costumbre en Chivas, desde hace unos meses, se sufrió de más en el tramo final del partido; aunque por el momento, y por una jornada, Guadalajara salió del último lugar.

Golea Toluca en casa

Diablos Rojos de Toluca dejó atrás una racha de siete partidos sin ganar en la Liga MX y lo hizo con goleada de 3-0 sobre Jaguares de Chiapas.

Los goles del triunfo escarlata fueron de Carlos Esquivel en el minuto 38, y del paraguayo Richard Ortiz, en dos ocasiones, a los 74 y 80, respectivamente. El portero Alfredo Talavera falló un penalti en el 90, en lo que pudo ser el cuarto tanto.