Omar Bravo regresó al medio campo con el rostro desencajado, con la mirada clavada en el césped, luego de que fallara un disparo desde el manchón penal que pudo significar el triunfo para Chivas, equipo que igualó 1-1 con Tijuana, y que terminó por evidenciar la presión que carga en sus espaldas, y que el sábado por la noche aumentó luego de que Dorados venciera 2-1 al Atlas y demostrara que con el Profe Cruz tienen argumentos para vender caro el descenso.

Parecía que Guadalajara se encaminaba para sacar los tres puntos y mandarle el mensaje a Sinaloa de que ellos también iban a la alza. Pero no. El gol tempranero de Isaac Brizuela no fue suficiente para que el Rebaño consiguiera su primera victoria de la campaña. Más tarde la presión terminó por liquidarlos.

Primero, con la mala forma de atacar la pelota de Edwin Hernández, quien no supo cortar un centro y terminó por marcar en su propia meta. Después, en el segundo tiempo, cuando Bravo perdonó al 59, al desperdiciar una pena máxima que Federico Vilar atajó.

Chivas tuvo media hora para aprovechar la superioridad numérica por la expulsión de Elio Castro, pero la ansiedad y la presión terminaron por liquidar cualquiera de sus intentos para conseguir la victoria.

El sábado, Dorados dio señales de vida al superar 2-1 al Atlas, tomar algo de oxígeno y presionar más a Guadalajara. Milton Caraglio y Jairo González marcaron los tantos en la primera victoria de los de Sinaloa en la campaña. Por ahora, al menos en el tema anímico, los dirigidos por el Profe Cruz lucen más fortalecidos.

Cruz Azul pasó por encima ?del líder; América fue goleado

La Máquina de Tomás Boy sigue mostrando mejoría. El sábado, el cuadro cementero dio un gran encuentro y superó con claridad 4-0 a Monterrey, líder del Clausura 2016.

El resultado para los rayados pudo ser más abultado, pero Joffre Guerrón erró un penal y Jonathan Orozco tuvo buenas intervenciones en el arco. Omar Mendoza, Jorge Benítez en dos ocasiones y Christian el Chaco Giménez fueron quienes decretaron el resultado.

En el Volcán, el otro equipo de Nuevo León, superó 4-1 al América de Ignacio Ambriz, quien sigue sin encontrar la regularidad en su plantel y sin poder disciplinar a sus jugadores.

El sábado Pablo Aguilar y William da Silva vieron la tarjeta roja; además, Rubens Sambueza salió lesionado y se perderá al menos dos jornadas. Damián Álvarez, Juninho, André Pierre Gignac y Rafael Sobis marcaron por el actual campeón del futbol mexicano.

Pumas, el último grande que faltaba por mencionar, no pudo pasar del 0-0 ante Veracruz en el Puerto, resultado que lograron gracias a una gran noche de Alejandro Pikolín Palacios. Los de la UNAM se encuentran fuera de zona de calificación.