Diego Armando Maradona llega a la segunda franquicia más valiosa de la Liga de Ascenso, donde según cifras de Forbes México, Dorados de Sinaloa tiene un valor de 35 millones de dólares.

El entrenador argentino ha tenido una carrera en los banquillos inconsistente. En los últimos 24 años, desde su debut en el club Deportivo Mandiyú, apenas ha acumulado experiencia de seis temporadas futbolísticas, no todas de ellas completas.

Aunque no hay una postura oficial del club sobre los alcances mediáticos y económicos para Dorados por la llegada de Diego Armando Maradona como entrenador, Javier Llausas, gerente de marketing y comunicación del equipo, indicó que al interior del club están “muy emocionados e ilusionados porque la llegada de Diego es un suceso que sacude positivamente toda la estructura de Dorados (...) porque cuando llegó a Nápoles como jugador, el equipo no era mediáticamente lo que hoy conocemos y creemos que muchas de esas cosas se contagian”.

La llegada de una figura mundial del futbol como Maradona a Dorados y la Liga de Ascenso es un suceso que tiene impacto para el conocimiento del equipo y del país. Ángel Palma, consultor en imagen pública y negocios del deporte, expresa: “Estoy seguro de que va a ser muy rentable tener a Maradona, a pesar de que como figura puede ser incoherente con los valores del deporte”.

La estructura de Dorados de Sinaloa le permitirá explotar y poder hacer rentable la llegada de Diego Armando como entrenador, porque es una de las franquicias de las categorías más poderosas económicamente y con nueve patrocinadores, es el club de Liga Ascenso que más marcas tiene como respaldo mercadológico.

“El impacto mediático ha sido enorme, es un fenómeno y la idea es capitalizarlo y dar a conocer lo que es la imagen y la identidad del club Dorados”, expone.

“Los patrocinadores están ilusionados. Tenemos marcas que siempre han estado con nosotros, en las buenas, en las malas, en el ascenso y el descenso y hay una ilusión de capitalizar esta situación”, añade Javier Llausas.

Eso sí, Ángel Palma indica que el foco mediático por la llegada de una figura mundial al futbol mexicano tendrá una “fecha de caducidad, por lo que el club puede aprovechar y contar historias de Maradona para mantener el furor, a través de una narrativa en el tiempo que esté en Sinaloa. Darle experiencias a la audiencia, que seguro llenará los primeros partidos de Dorados como local y visitante”, finaliza el especialista.

Diego tiene experiencia de 82 partidos  como entrenador, los últimos fueron en equipos de Emiratos Árabes Unidos y su efectividad al frente de un club llega a 47 por ciento.