El secretario general de la Federación Mexicana de Futbol, Decio de María, afirmó que los cinco seleccionados que dieron positivo en una prueba antidopaje realizada el pasado 21 de mayo no son ni responsables ni negligentes , ya que fueron víctimas tras consumir carne contaminada con clembuterol, como le ocurrió al ciclista español Alberto Contador.

El directivo señaló que la prueba se realizó a todos los jugadores, incluídos los de la Sub 17 y Sub 22, pero que en este caso, los afectados fueron cinco jugadores de la selección mayor: el portero Guillermo Ochoa, Antonio Naelson "Sinha", Francisco Javier "Maza" Rodríguez, Edgar Dueñas y "Hobbit" Bermúdez, quienes ya fueron separados del equipo.

"Lo más importante es que no hay responsabilidad ni culpabilidad de ninguna de las partes involucradas. Es un hecho que nadie lo quería hacer, que son accidentes, pero aún así, haremos todo lo posible para que todo esto se aclare y se compruebe , insistió el directivo.

La noticia sale a relucir a escasas horas de que la escuadra tricolor dispute su segundo encuentro de Copa Oro ante Cuba.

Lee: Fuera 5 seleccionados por doping

BVC