La serie ante Tigres y la de inauguración, representan 30% de las ventas totales de la tienda oficial para los Diablos Rojos en la temporada. El clásico del beisbol veraniego es un buen negocio para el equipo escarlata: los boletos para la serie se agotaron en cuatro días, la venta de entradas alcanzó los 2.3 millones de pesos por los tres días aproximadamente, la asistencia aumenta hasta 60%, son algunos de los números del negocio que representa este partido.

“Esta serie es muy especial, subimos los precios y buscamos que sea algo especial para los aficionados. Es la que más ingresos tengo. En la inauguración y contra los Tigres se vende 30% de lo que se vende en toda la temporada en la tienda”, comentó en charla con El Economista Othón Díaz, presidente ejecutivo de los Diablos Rojos del México.

La serie que en el pasado se le denominaba como la “Guerra Civil” significó un incremento en la asistencia de 60% en el inmueble en comparación con lo que se ha registrado durante la temporada. Son boletos por los que un aficionado en promedio pagó 42.5 pesos más en comparación con el rango que se ofrece para los encuentros del fin de semana. Es decir, el costo pasó de 97.5 pesos a 140, en promedio.

En promedio se dieron cita 5,390 personas por partido, lo cual genera un impacto en otros ámbitos como es la logística. Se convocan a un mayor número de elementos de seguridad, en otros encuentros están presentes 25 personas y para este fin de semana estuvieron presenten en el inmueble aproximadamente 100, por día.

En relación con el consumo, en el caso de la venta de cerveza pasa de un promedio de 1.1 a 2.1 vasos, mientras que en caso de refresco y agua se mantienen en 1.1.

Los productos que adquieren los aficionados no sólo se limitan a franelas y gorras, sino toda la gama de productos que ofertan en su tienda. Otra de las organizaciones que también generan interés de la afición es cuando reciben a Monterrey y Tijuana.

Diablos barre a los Tigres

Siete de cada 10 juegos que ha disputado los Diablos Rojos del México en el Estadio Fray Nano los ha ganado y ante los Tigres de Quintana Roo no fue la excepción, al ganar el tercer juego de la serie por 10-6.

La novena capitalina acumuló su cuarta victoria consecutiva que los coloca en el liderato de la zona Sur, al igual que los Leones de Yucatán (18-9).

Tres cuadrangulares de CJ Retherford no fueron suficientes para sumar su tercera derrota consecutiva y desde el 2006 los Diablos no ganaban una serie 3-0 a los Tigres en la Ciudad de México; en aquel momento eran tenían como sede Puebla. Mientras que la última ocasión en la que tuvieron un resultado similar en Cancún fue en junio del 2015.

Tras colocarse como el equipo que más victorias suma como local en la zona Sur, los pupilos de Víctor Bojórquez visitarán a los Piratas (24-26 de abril) y a los Olmecas (27-29 de abril), posteriormente recibirá a la novena de Campeche (1-3 de mayo) y Tabasco (4-6 de mayo).

yesme.cortes@eleconomista.mx