Los Diablos Rojos del México tuvieron un par de regresos en los juegos seis y siete ante los Tigres de Quintana Roo y avanzaron a la Serie de Campeonato de la Zona Sur, en la que enfrentarán a los Leones de Yucatán a partir de mañana.

La noche del miércoles los escarlatas anotaron ocho carreras en la octava entrada para retomar la ventaja y acabar con victoria 13-11 en el séptimo juego.

Con pizarra de 7-5 para los felinos, Emmanuel Ávila conectó sencillo de dos carreras que empató ele encuentro. Daniel Jiménez, Jesús Fabela y Japhet Amador conectaron imparables que impulsaron carreras, mientras que David Vidal y Brandon Phillips remolcaron con elevados de sacrificio.

La octava anotación del inning entró en un error de Frank Díaz.

Tigres intentó regresar en el noveno episodio, con un ataque de cuatro carreras, donde destacó Alex Robles con un doblete que vació las almohadillas, pero la reacción se quedó corta.

La victoria fue para Arquímedes Caminero, la derrota para Luis Rodríguez y el rescate para Grant Sides.

El martes los Diablos también reaccionaron en la novena entrada para dejar tendidos a los felinos con ataque de cuatro carreras y ganar 5-4.

Los Leones de Yucatán vencieron en su serie a los Guerreros de Oaxaca en cinco encuentros.

Tijuana superó a Saltillo

Los Toros de Tijuana también lograron su pase a la final de zona, en el Norte, luego de vencer en el sexto juego a los Saraperos de Saltillo por 6-4.

Saltillo había tomado ventaja en la parte alta de la cuarta entrada con ofensiva de cuatro carreras, incluido un jonrón de dos anotaciones de Henry Urrutia.

Pero luego de una carrera en la cuarta, Toros regresó con cinco en la quinta tanda, con sencillo de dos carreras de Ricky Álvarez, así como doble de dos anotaciones de Jesús Valdez. Leandro Castro produjo la sexta con imparable.

La victoria fue para Brennan Bernardino, el revés para Jonathan Sánchez y el salvado para Casey Coleman.

El rival de Tijuana es el ganador entre Acereros de Monclova y Sultanos de Monterrey, que jugaron anoche el séptimo juego de la serie.