Cuando Liverpool decidió fichar a Jürgen Klopp como entrenador lo hizo con el objetivo de ganar títulos y el sábado apenas consiguió su primer campeonato desde que llegó al club en la temporada 2015-16.

En el camino ha dejado un subcampeonato de la Premier, un subcampeonato de la Champions y otro de la Europa League.

El equipo ha invertido 663 millones de dólares, para ser exactos, en compra de jugadores y salarios de Klopp como entrenador. Luego de derrotar 2-0 al Tottenham y llevarse la Champions League, el club en premios deportivos y lo que aporta la UEFA por el rubro de market pool (impacto en el mercado televisivo) ganó 109 millones de dólares.