La eliminación de Brasil en el Mundial dejó más de 42 millones de dólares en souvenirs (camisetas, vuvuzelas, gorros y demás) de Brasil apilados en depósitos, aseguró un estudio divulgado por los comerciantes de Río.

Según Daniel Plá, profesor de marketing de la Fundación Getulio Vargas y director de la Asociación Comercial de Río de Janeiro, dijo que el fracaso deportivo ahuyentó el entusiasmo de los aficionados, y fue un duro golpe para los pequeños comerciantes que habían apostado a que el scratch disputaría la final.

Los comerciantes esperaban vender muchos productos de la Selección.

Ahora es muy difícil colocarlos, incluso con 50% de descuento -indicó Plá-. Incluso la venta de televisores se verá afectada , explicó.

Algunas tiendas están dando descuentos de 10 a 15% en los aparatos, porque esperaban que las ventas continuaran hasta la próxima semana, cuando la Copa llega a su fin. Todo el mundo esperaba que Brasil llegara al final , lamentó.

Sin embargo, la decepción tuvo su lado positivo, ya que el comercio tradicional se libró de millonarios pagos si la canarinha alcanzaba el partido final de la competición.

Se invirtieron las previsiones , comentó Plá, porque los tradicionales comerciantes cariocas proyectaban pérdidas superiores a los 500 millones de dólares debido al descenso en las ventas hasta el final del torneo, como consecuencia directa de avance de Brasil al título.