La apertura de los derechos de transmisión de la Selección Mexicana que se esperaba fuera posterior al Mundial de Rusia 2018 es una idea que suena lejana, luego de que Televisa y TV Azteca se perfilan para una renovación de contrato hasta por 16 años. De confirmarse, descartaría a ESPN y Fox Sports de la puja, cuando en meses anteriores sus directivos han dado guiños de querer competir para tenerlos.

Carlos Martínez, CEO de Fox Sports México, explicó a El Economista en mayo pasado que cuando se abriera el proceso para los derechos de televisión de la Selección para los procesos mundialistas del 2022 y del 2026, la Federación Mexicana de Futbol tendría la oportunidad de recibir una cifra histórica por los acuerdos y la mejor opción será que distintas empresas adquieran paquetes de partidos para plataformas específicas.

“Que haya un ofertante que tenga los derechos en televisión abierta, otros en paga, otro en Internet, otro en radio, otros en cines”, comentó.

El periodista de ESPN, José Ramón Fernández, reveló que la Femexfut ya tiene un arreglo con la empresa Televisa y TV Azteca.

“Debemos ser muy transparentes y dejarlo muy claro que debe ser al mejor postor porque ahí al final va a haber recursos para todo el tema que es Selección”, explicó a ESPN, Jesús Martínez, presidente del León.

La Femexfut, Televisa y TV Azteca pretenden justificar la negociación en una supuesta cláusula de renovación, por la cual ambas empresas obtendrían los derechos con un contrato por ocho años más, mismo que daría pie a una otra renovación por ocho más, para que en total se creen las condiciones para que el total sea de 16 años de manera exclusiva.

“Lo más importante es que se le dé al mejor postor, que sea transparente y eso va a ayudar mucho no sólo a la Selección sino a todos los que estamos involucrados dentro del futbol a crecer”, comentó Martínez.

José Ramón involucró a Santos como parte de este juego de negociaciones a quienes llamó Judas. (Con información de Eduardo Hernández)