El torneo español que es considerado junto a la Premier League como los dos mejores campeonatos de futbol en el mundo afronta el futuro con buenas noticias porque tiene asegurados entre el 2019 y 2022 ingresos por 6,354 millones de euros por venta de derechos de transmisión en todo el mundo.

El principal sustento del campeonato español, considerando la Primera y la Segunda División, continúan siendo los derechos audiovisuales, y para el ciclo 2019-2022 han aumentado su valor 25.3%, de acuerdo con documentos de LaLiga.

En España, los partidos de LaLiga Santander y la renombrada LaLiga SmartBank se podrán seguir en Movistar+, que ha alcanzado acuerdos con Orange y la OTT de Mediaset, MitelePlus.

En América Latina el principal cliente es Sky México que tiene los derechos en nuestro país, pero también para Centroamérica y el Caribe. En el plano internacional se han consolidado las grandes alianzas audiovisuales, con beIN Sports en Estados Unidos y Oriente Medio, Facebook en India, DDMC en China y SuperSport en África, entre otros.

Según sus últimos reportes, el torneo español de la primera división tuvo entre el 2016 y el 2018 una audiencia en el mundo de 3,000 millones de televidentes y tan sólo el año pasado en su casa vieron los 169 encuentros unas 76.7 millones de personas, en un país de 46 millones de habitantes.

¿De dónde se hace rica LaLiga? La respuesta tiene dos vertientes: los derechos de transmisión y, sorpresivamente, la venta de jugadores (lo que hasta hace años no era una variable presente).

Tan sólo en la temporada 2017-18, los ingresos por estos dos rubros ascendió a 2,533 de los 4,478 millones de euros, 56.5 por ciento. El resto viene por la venta de boletos y activos el día del partido, publicidad, comercialización y el rubro de otros ingresos. Pero a nivel de ingresos, la distancia es todavía mayor. Los 4,478 que reportó LaLiga de la temporada pasada no se comparan con los 7,230 millones de euros que facturó la Premier League el año pasado.

Uno de los puntos más valiosos del certamen ibérico es justamente lo internacional que es en sus plantillas, tiene representación de 52 países y a excepción de Oceanía, hay presencia de todos los continentes, siendo las cinco naciones con más futbolistas Argentina (25), Brasil (24), Francia (21), Uruguay (12) y Portugal (12). Los partidos cancelados los lunes puede derivar en reclamaciones de los operadores televisivos que ya habían contratado los derechos de emisión contando con los partidos entre semana.