La Coruña, España.-Aunque el triunfo es obligado en la última fecha para evitar sorpresas y asegurar la permanencia en la Primera División, el timonel del Deportivo La Coruña, Miguel Angel Lotina, le otorgó a sus pupilos dos días de descanso y pensarán en el Valencia a partir del miércoles.

El cuadro blanquiazul se medirá a Valencia en el estadio Riazor el próximo sábado, en actividad de la jornada 38, con la necesidad de sumar los tres puntos para asegurar su participación en la máxima categoría del balompié ibérico la siguiente temporada.

Pese a ello, Lotina prefirió dar descanso y pidió relajación a los jugadores este lunes y martes, y será el miércoles cuando comiencen a preparar el trascendental cotejo.

Sin duda que al mexicano Andrés Guardado le servirá el pequeño receso para recuperarse por completo de sus problemas musculares en la pierna derecha, mismos que no lo dejaron iniciar la víspera contra Barcelona (0-0), aunque ingresó de cambio.

El 'Principito', uno de los elementos más importantes del 'Depor', espera incorporarse al equipo de la mejor forma física para que pueda regresar a la titularidad el sábado frente a los 'naranjeros', en su último partido de la temporada 2010-2011.

Los gallegos arribaron este lunes a La Coruña tras su viaje desde Barcelona, y aunque el martes Lotina ya podía contar con ellos, los quiere bien descansados para que den lo mejor de sí el próximo fin de semana donde se jugarán la permanencia.

BVC