Tegucigalpa.-El técnico de Honduras, Luis Fernando Suárez, criticó a la CONCACAF por permitir que México sustituya a cinco de sus jugadores que fueron separados de la Copa de Oro tras arrojar positivo en un control antidopaje.

"Esa decisión habla mal de la CONCACAF que cambia las reglas del torneo... y cualquier cosa podría ocurrir ahora", dijo Suárez a medios locales.

"Si yo tengo un lesionado puedo pedir que me lo cambien y la CONCACAF tendría la obligación de hacerlo. Es una salida en falso de la CONCACAF que en nada ayuda. Yo no hablo mal de México porque ellos hacen lo que es correcto para ellos, pero lo de la CONCACAF está fuera de tono", subrayó el colombiano.

Los defensores mexicanos Francisco Rodríguez y Edgar Dueñas, el portero Guillermo Ochoa, así como los mediocampistas Christian Bermúdez y Antonio Naelson "Sinha" arrojaron positivo a clembuterol en pruebas realizadas en la concentración del "Tri" previa al inicio de la Copa de Oro. La federación mexicana y los futbolistas adujeron que los resultados fueron culpa del consumo de carne contaminada.

México convocó en su lugar a Héctor Reynoso, Paul Aguilar, Hiram Mier, Luis Michel y Marco Fabián, y todos estarán disponibles cuando los mexicanos enfrenten a Honduras el miércoles por las semifinales de la Copa de Oro.

Suárez sostuvo que "si ya hay reglas establecidas, cambiarlas no habla bien de la seriedad de la CONCACAF, que deberá permitir a Honduras o a otro país hacer lo mismo".

BVC