Houston.- Javier Hernández, delantero de la selección mexicana, señaló que se cumplió la meta de llegar a la final de la Copa Oro 2011 y le restó importancia al hecho de enfrentar a Estados Unidos en la misma.

'Se logra el objetivo de que pasamos a la final, no porque quien esté ahí enfrente, es cosa del torneo, del destino, pero gracias a Dios estamos nosotros ahí', dijo.

Explicó que de cara a este cotejo, más que preocuparse por lo que pueda hacer el conjunto de las 'barras y las estrellas', se enfocan más en corregir sus errores.

'A partir de mañana vamos a estar pensando en Estados Unidos, pero primero va a estar nuestro funcionamiento', estableció.

Pese a que colaboró con un gol en la victoria 2-0 sobre Honduras, explicó que el tanto que realmente le dio rumbo a este duelo, fue el que consiguió Aldo de Nigris.

'El gol más importante del partido fue el que marcó Aldo de Nigris, porque cambió el juego, abrió el marcador, que estábamos insistiendo desde el primer minuto y el segundo es consecuencia, pero no importa quien anotó, sino que México inició ganando en el primer tiempo extra', aclaró.

Finalmente, sobre su festejo, en el cual a base de señas dio a entender que nunca tuvo miedo de la marca hondureña, tal y como lo dijeron algunos defensas de este equipo, el jugador del Manchester United descartó que haya sido algo planeado.

'Fue el festejo que me nació honestamente, no lo había practicado ni nada, pero eso ahí se queda dentro de la cancha, nunca me ha gustado hacer polémica', concluyó.

BVC