Las recompensas y estatus de los jugadores más leales en los cuatro equipos semifinalistas del Clausura 2019 van desde el gafete de capitán, el salario más elevado hasta tener el distintivo de ser el único canterano entre el cuadro titular.

El rango de permanencia en los equipos semifinalistas va de cinco a nueve años de manera ininterrumpida, por eso, adquirieron categorías especiales, como Juan Ignacio González, el capitán de León que espera conquistar su tercer título de liga con el equipo y el que más tiempo lleva vistiendo la camiseta.

Cuatro jugadores de los equipos semifinalistas del Clausura 2019 tienen un reconocimiento particular por su lealtad al club. Ellos son Juan Ignacio González (León), Jesús Dueñas (Tigres), Paúl Aguilar (América) y Dorlan Pabón (Monterrey).

Juan Ignacio González

Capitán esmeralda

León es agradecido con la lealtad y comprometido con los jugadores que le han dado al club momentos de salvación y triunfos. En el 2010 cambió la historia del equipo cuando por primera vez consiguió estabilidad administrativa en la etapa previa al arribo de Grupo Pachuca como dueño del club.

Con ese entorno de renovación llegó Juan Ignacio González al club León, el futbolista con mayor lealtad de los cuatro calificados a las semifinales y que acumula 3,419 días con la playera esmeralda.

Han pasado 18 torneos desde entonces y el defensa (que durante el último torneo apenas jugó 14 minutos en la Copa MX, debido a múltiples lesiones), logró el regreso de León a Liga MX después de una década en la Liga de Ascenso y cedió el gafete de capitán durante la estancia de Rafael Márquez. Así, se mantiene como el jugador que más tiempo lleva en el equipo esmeralda.

González actualmente ostenta un valor de 500,000 dólares, suma 232 partidos con León, ha conseguido dos títulos de Liga MX y un par más de Liga de Ascenso. Ahora, en la última etapa de su carrera, se mantiene con un rol de consejero, aprovechando su experiencia con los futbolistas más jóvenes.

Jesús Dueñas

Orgullo de la cantera de Tigres

Es el canterano más valioso en la historia de Tigres y no sólo por el valor monetario que la consultoría Transfermarkt le otorga el mediocampista de 30 años, que llega a 4.8 millones de dólares durante el periodo de abril a agosto del año pasado, sino que es uno de los pocos éxitos de la cantera del equipo, el que más partidos ha disputado y uno de los más ganadores en la historia del club.

Dueñas llegó a los 13 años de edad a las Fuerzas Básicas de Tigres, desde Zamora, Michoacán, su ciudad natal.       Jesús es uno de los pocos jugadores que ha dado todo el recorrido por los equipos juveniles del equipo regiomontano, desde sub 13 hasta la Primera División. Debutó en el 2008, pero se convirtió en un elemento indispensable para la alineación de Ricardo Ferretti después de ocho años.

El mediocampista lleva más años en Nuevo León, 17 años, que en su estado natal. Con 343 partidos con Tigres, es el cuarto futbolista con más juegos en la historia del equipo y suma ocho títulos de campeón con el equipo de la UANL.

Paul Aguilar

Cumple un sueño de infancia

El capitán de América no se formó dentro de la filosofía deportiva del club al que apoyó desde su infancia. En Concordia, una localidad en el sur de Sinaloa, el único programa de detección de talento que ubicó a sus 13 años fue el de Pachuca. Ahí paso su etapa formativa y de consolidación en el futbol mexicano.

Su asistencia al Mundial de Sudáfrica del 2010 y su participación durante el debut mundialista ante la selección anfitriona representaron la consolidación del futbolista, pero no fue así.

“Ya llévame a América”, fue la petición que el defensa hizo a Ángel González, el visor que descubrió en Concordia, que lo había llevado a las Fuerzas Básicas de Pachuca y al que le hacía la petición de que les dijera a los dirigentes de América su deseo de llegar al equipo. Su anhelo se convirtió en realidad en julio del 2011, desde entonces viste la playera de América y es el futbolista que más años acumula dentro del club, capitán en el último año y campeón de Liga en tres ocasiones.

Dorlan Pabón

El regreso del héroe

El delantero colombiano cumpliría siete años en Monterrey de no ser por la irresistible oferta que tuvo en el futbol europeo. Pabón buscaba consolidar su carrera en el 2013, cuando había tenido experiencias inconclusas en Real Betis y Parma, cuando Rayados compró 50% de sus derechos federativos por 4 millones de dólares.

Pero apenas una semanas en el club, cuando ya había jugado seis partidos de Liga con Monterrey, Valencia pagó la cláusula de rescisión del jugador que ascendía a 10 millones de dólares y el colombiano dejó Monterrey por un año de malas experiencias en el futbol europeo. Sin consolidarse en Valencia y un préstamo obligado a São Paulo de Brasil, regresó a Rayados en el 2014, y desde entonces acumula 219 partidos con el equipo y 1,777 días vistiendo la playera.

Pabón es el futbolista mejor pagado de Rayados, cuyas últimas cifras ascendían a 1.5 millones de dólares al año, pero con una renovación hace algunos meses, los ingresos del futbolista seguramente aumentaron y dejaron la terminación de su contrato hasta el 2022, año en el que se convertirá en el máximo goleador en la historia del club, de mantener su ritmo de al menos 8 goles por torneo.

Actualmente ostenta 89 anotaciones que lo colocan en el cuarto lugar histórico del club.