A los 34 años, Zlatan Ibrahimovic continúa como el tótem del futbol sueco. El delantero que amenazó con golpear a Pep Guardiola, que dijo en una entrevista ser Dios, que lanzó su marca de ropa deportiva y que llamó país de mierda a Francia, donde vivió los últimos cuatro años, anunció su negativa para jugar los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, el único torneo al que no asistió vistiendo la playera de su Selección. La Eurocopa será la despedida de Ibra.

Hace siete años, Zlatan entraba al top de atacantes con su fichaje a Barcelona (por 71 millones de euros), que había disparado su cotización hasta los 46 millones; sin embargo, meses después, renunciaba a la Selección de su país, al quedar fuera del Mundial de Sudáfrica 2010 y por la falta de motivación , argumentó el atacante.

Voy a ser más paciente con mis compañeros suecos que con los del PSG. A unos no les puedo pedir tanto como a los otros. Yo, por mi parte, cada vez me siento mejor jugador , expresó Ibra, en ese tono ladino, entre la complicidad con sus colegas y el reclamo por falta de apoyo.

El caso de la estrella solitaria, como Zlatan, presenta diversos casos en la Eurocopa Francia 2016. El fulgor de un solo futbolista no ha sido suficiente para Suecia, que desde 1994 -cuando llegó al tercer lugar del Mundial norteamericano- no son protagonistas de las competencias de selecciones nacionales.

Lo mismo sufren Cristiano Ronaldo con Portugal, Wayne Rooney en Inglaterra y la naciente figura de David Alaba, en Austria. En el pasado, ganadores del Balón de Oro, como Andriy Shevchenko y Pavel Nedved, nunca pudieron trascender con Ucrania y República Checa, respectivamente.

En el caso de Suecia, apenas seis jugadores participan en ligas top de Europa, pero ninguno de ellos en clubes dominantes. John Guidetti es la promesa, con 24 años, juega para Celta de Vigo, después de no ganarse un lugar en el cuadro titular de Manchester City y tras cederlo a cinco equipos diferentes, llegó al club español sin costo, con la carta de libertad.

Nos faltó calidad , dijo Zlatan tras empatar a un gol ante Irlanda en su debut en la Euro. Desde el 2009, el delantero redujo su cotización en 67%, cuando logró su mayor valor en el mercado. Actualmente, con 15 millones de euros, continúa como el futbolista más valioso de su Selección.

Última llamada para Cristiano y Rooney

Cristiano Ronaldo y Ricardo Carvalho son los únicos sobrevivientes de la final de Lisboa, en el 2004, cuando perdieron el título ante Grecia. Fue el treceavo partido de CR7 con la Selección mayor de Portugal, con 18 años.

Desde aquella final, Cristiano ha vestido 114 ocasiones más la playera de su país, pero las semifinales en el Mundial del 2006 y la Eurocopa del 2012, han sido el límite, para él y para una plantilla que no ha superado a la generación con campeones juveniles, integrada por Luis Figo, Costinha, Pauleta y Rui Costa.

En tanto, Rooney comandará a la Selección más joven de Francia 2016. El máximo anotador en la historia de Inglaterra, con 52 goles, y capitán, vio reducida su cotización en 30 millones de euros, desde que en el 2012 llegó a su máximo histórico, con 65 millones de euros.

Además, Wayne deberá de cargar con 50 años de ausencia de títulos, ya que desde que Inglaterra obtuvo el título de su Mundial, no ha repetido el triunfo ni siquiera a nivel continental.

Por último, David Alaba llegó como el lateral más valioso del torneo, con 45 millones de euros. Su rol en Bayern Munich arranca desde el sector izquierdo de la defensa; pero en Austria, Marcel Koller lo ubica como mediocampista, incluso como segundo delantero.

El defensa aporta, por sí solo, la tercera parte del valor total de su Selección (132 millones de euros) y comanda un equipo con futbolistas que participan en clubes que terminaron debajo de media tabla, algunos peleando por no descender de categoría.

Alemania terminó como primera

La selección alemana derrotó 1-0 a Irlanda del Norte, gracias a un solitario gol del delantero Mario Gómez en la primera parte (30), este martes en el Parque de los Príncipes de París, en el cierre del Grupo C de la Eurocopa.

Con este resultado, combinado con la victoria 1-0 de Polonia contra Ucrania en el otro partido de la llave, Alemania finaliza como líder, con siete puntos, los mismos que los polacos, que tienen peor diferencia de goles, mientras que la Selección norirlandesa suma tres y deberá esperar para ver si se clasifica como uno de los mejores terceros.