Han pasado 23 días desde la última ocasión que Víctor Vázquez pisó la cancha para jugar un partido. Fue en Brujas, el club belga donde encontró refugio durante cuatro años y medio, luego de tener escasas oportunidades con el primer equipo de Barcelona, aun cuando había terminado con honores su preparación en La Masia, la prestigiosa academia blaugrana.

Lo ideal es que lleguen a la pretemporada y eso es lo que hemos intentando, lo más posible, con los refuerzos. Se complica bastante , expresa Sergio Martín, preparador físico de Cruz Azul, quien será el encargado de poner en óptimas condiciones al flamante refuerzo español.

Por si fuera poco, los trámites migratorios aún son impedimento para el debut de Víctor en la Liga MX. El cuerpo técnico reconoce que sus primeros minutos con la playera de La Máquina se puedan dar hasta la cuarta jornada del Clausura 2016.

NOTICIA: Llegada de Boy, reto para directiva celeste

No es un tema que sea ajeno en Cruz Azul, donde tan sólo el torneo pasado cinco de sus ocho refuerzos extranjeros se perdieron al menos las primeras tres jornadas del campeonato, tiempo desperdiciado para poder mostrar sus capacidades, e inservibles para el club, que está ávido de encontrar un cuadro competitivo para pelear por el campeonato.

Este torneo no parece ser muy distinto, ya que en el debut de Cruz Azul ante Monarcas, sólo Aldo Leao Ramírez jugó de titular, Joffre Guerrón entró de cambió y disputó dos minutos, mientras que el mediocampista español apenas había llegado a nuestro país un par de días antes, producto de una maratónica negociación contractual.

Lo que más le va a costar es la adaptación a la Ciudad de México. Yo estimo que le llevará al menos nueve días; posteriormente, tiene que acostumbrarse al sistema táctico de Tomás Boy , advirtió el preparador físico.

NOTICIA: Cruz Azul apela al orgullo y rescata empate en casa

Ya sea por trámites migratorios, controversias contractuales con clubes o jugadores, lesiones o decisiones técnicas, Cruz Azul desperdició 20 partidos para ayudar a la adaptación de sus refuerzos y recuperar la inversión en fichajes y salarios, tomando en cuenta la suma de los partidos que se perdieron los futbolistas que llegaron a reforzar al equipo el torneo pasado.

mfh