El tirador croata Giovanni Cernogoraz se proclamó campeón de foso olímpico (trap) en los Juegos de Londres-2016, por delante del italiano Massimo Fabbrizi y el kuwaití Fehaid Aldeehani.

Cernogoraz, que sucede al checo David Kostelecky, que sólo pudo ser 14 en las clasificatorias, fue declarado vencedor tras una ronda de desempate con Fabbrizi, ya que ambos tiradores habían terminado empatados (146) la final.

El croata no es un desconocido, puesto que ganó el título europeo en 2012, pero nunca había brillado demasiado hasta ahora en una gran competición mundial, ya que su mejor puesto fue una posición 15 en un campeonato del mundo en 2011.

Entró en la final, en la que se enfrentan los seis mejores tiradores de dos días de clasificatorios, en el último segundo logrando la sexta plaza en el último plato, lo que demuestra su gran firmeza mental y su capacidad para aguantar la presión.

En el desempate, mientras su rival fallaba el plato 6, Cernogoraz no dejaba pasar la ocasión y ganaba un segundo título olímpico para Croacia en Londres.

La tercera plaza también se decidió en un desempate entre Aldeehani y el australiano Michael Diamond, que ganó el kuwaití dando a su país la segunda medalla olímpica de su historia en 12 participaciones. La anterior fue otro bronce también en tiro en Sídney-2000.

EISS