La relación directa entre federaciones deportivas y gobiernos en Centroamérica ha involucrado que menos jóvenes en Centroamérica se dediquen al futbol. En ocasiones, las dudas sobre la procedencia del dinero que opera en el futbol profesional delimitan el panorama de transparencia en los negocios que hay de por medio.

La Copa Oro tiene en escenario a países como El Salvador, Costa Rica, Haití, Bermuda y Nicaragua, que enfrentan problemas políticos, económicos y sociales.

El Economista presenta un panorama de cómo se vive el futbol en estos países. En algunos casos, el futbol no sólo se asocia con corrupción, sino es una forma de reestructurar a una sociedad que ha enfrentado pérdidas naturales y una inspiración para pensar en un mejor futuro.

Nicaragua

La gente se ha separado del futbol, principalmente por la relación directa entre el gobierno y la federación; producida por la crisis política en la que está inmerso el país centroamericano.

“La crisis nos acaparó en todos los sentidos. Es un secreto a voces que hay gente del gobierno inmiscuida en la federación de futbol. Esto ha causado un dilema en los aficionados porque el vínculo directo con el deporte ha involucrado que también forme parte de la crisis; lo que implica que las personas se alejen”, menciona a este diario, Jarquín Soto, periodista nicaragüense que reside en Estados Unidos a causa de los problemas de su país.

“Tuve que salir de mi país, porque quien piensa diferente termina preso, torturado, desaparecido y arriesga la seguridad de su familia. En una ocasión me agredieron en mi vehículo unas personas encapuchadas”, expresa Jarquín.

Las afectaciones por las circunstancias del país han brindado números con un impacto negativo como: 325 muertes, además de una estimación de 417,000 personas que han perdido su trabajo según la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social. Lo que estima que en 2019 tendrán el segundo peor desempeño de América Latina con un crecimiento de menos 2.0 por ciento.

La implicación directa del gobierno en el futbol de Nicaragua ha generado casos como el del futbolista Danilo Zuñiga, quien formó parte de protestas en contra del gobierno y a causa de ello su equipo, el club Walter Ferretti, lo dio de baja expresando que no les interesaba contar con un futbolista que integre protestas. Hecho ante el cual, la federación aceptó la baja del jugador de 22 años.

“Creo que esto no se ve en ninguna otra parte del mundo” comenta asombrado Jarquín.

Honduras

“Mamá, te prometo que cuando tenga dinero, te voy a construir una casa”. Es una frase muy común entre los futbolistas de allá, indica a El Economista, Diego Paz, periodista hondureño que reside en México.

Con 42% de los hogares en situación de pobreza extrema según el INE, Honduras está ubicado como el segundo país con más carencias del continente americano con un Producto Interno Bruto per cápita de 1,000 dólares aproximadamente. La situación económica del país involucra que el futbol sea un escaparate que signifique aspirar a un mejor nivel de vida.

“Muchos niños vienen de barrios bajos, colonias peligrosas y son criados solamente por sus madres. Por lo que tienen la esperanza de que por medio del futbol puedan llegar a una mejor calidad de vida” explica Diego Paz.

Ejemplos como: Anthony Lozano, ilusionan a la juventud hondureña de aspirar a cambiar su situación por medio del deporte. Lozano actualmente es jugador del Girona español. Sin embargo, su carrera comenzó en las fuerzas básicas del Olimpia Tegucigalpa, equipo de dicho país que le permitió desarrollarse para obtener una oportunidad en el extranjero y establecer una carrera profesional.

El Salvador

Hasta septiembre del año pasado el Estado financiaba con 470,000 dólares a la federación salvadoreña de futbol. Presupuesto al que decidió renunciar la organización deportiva a causa de la presión que realizaban los medios de comunicación para fiscalizar cómo operaban con ese dinero. Ahora, se opera con el apoyo que da la FIFA a cada una de las diferentes federaciones que forman parte de la organización y patrocinadores.

“Lo que pasa ahora, es que no quieren dar a conocer el dinero que administran y de dónde proviene. Varios medios han realizado investigaciones, pero no han logrado conocer de dónde sale. Una de las principales opciones, son los equipos de la Primera División”, comenta el periodista salvadoreño, William Alfaro.

Los clubes que pertenecen a la Liga salvadoreña tienen fondos que provienen de las alcaldías; inclusive los alcaldes forman parte de los equipos, como es el caso de Rigoberto Mejía, encargado de la cabecera departamental y también presidente del equipo CD Chalatenango. Por lo que, uno de los principales problemas es la transparencia del dinero de clubes y la federación. Aunque un documento del Instituto Nacional de Los Deportes De El Salvador reveló que aportaron 400,000 dólares en convenios con la Primera División de Futbol.

Haití

En el terremoto del 2010 que sacudió la isla, la gente dentro del edificio de la federación de futbol tuvo apenas segundos para desalojar el lugar, lo que permitió que el presidente Yves Jean-Bart se salvara, sin embargo significó la muerte de 37 personas que trabajaban dentro del recinto, la mayor parte de la ocupación del lugar. Un desastre natural que implicó el deceso de entre 100,000 y 300,000 personas en un país de menos de 10 millones.

Sin embargo, esta situación significó una prueba contra la adversidad y el fortalecimiento de la federación, que en la actualidad cuenta con nuevas oficinas centrales en un área a prueba de terremotos. Además de llegar a los cuartos de final de la Copa Oro en el 2015 y tras no participar en la edición 2017, regresar al torneo en el 2019.

Bermuda

Con una población de 65,441 personas, la Selección representante del archipiélago consiguió un hito histórico al calificar por primera vez en su historia a una Copa Oro en la edición 2019.

Con un equipo semiamateur, el exfutbolista y ahora director técnico Kyle Lightbourne logró formar un equipo entre futbolistas sin club, que juegan en la Liga Premier de Bermudas y, algunos, pertenecientes a las divisiones inferiores de Inglaterra. El más destacado es delantero Nahki Wells, que juega en el Burnley de la Premier League inglesa.

[email protected]