Una vez pasado el susto, con el semblante tranquilo y por momentos sonriente, la matadora Karla de los Ángeles recibió a El Economista en el hospital, donde fue intervenida de las dos cornadas que sufrió al momento de tirarse a matar a Gamusino, toro de su alternativa en la Plaza México.

Por ahora no me duele nada. La corrida no fue lo que yo esperaba, tengo dos cornadas. Era la tarde de mi alternativa, iba con el deseo de triunfar a cualquier precio, pero los toros fueron complicados, me entregué a la hora de tirarme a matar y recibí la primera, regresé porque tenía el deseo de matar al toro a como diera lugar, era el de mi alternativa, y sufrí la segunda de ellas .

Sin embargo y aún en el hule, Karla ya tiene contratos para el 18 de enero en San Antonio Cuaxomulco, Tlaxcala, y para el 1 de febrero en San Julián, Jalisco.

Me salieron dos corridas, tengo que recuperarme lo más pronto posible, porque un paso atrás ni para agarrar vuelo , dijo.

Exitoso plan de emergencia

El jefe de los servicios médicos de la Plaza México, Rafael Vázquez Bayod, se dijo satisfecho de la reacción de su equipo médico ante la contingencia.

Aplicamos un plan de emergencia cuando hay heridos múltiples. Escalonamos muy bien el tratamiento, la evacuación, cirugías de forma ordenada y de acuerdo con la gravedad de los lesionados; los paramédicos coordinaron de forma excelente las ambulancias y el traslado y estabilización se realizaron adecuadamente , comentó. Sobre la evolución de los heridos, el doctor comentó que todos están tranquilos y sin complicaciones .