Los futbolistas de Corea del Sur, próximo rival de México el sábado en partido de la segunda jornada del Grupo F del Mundial-2018, señalaron que no se han rendido y que siguen creyendo en sus "chances de pasar a los octavos de final", inspirándose en las otras selecciones asiáticas que se estrenaron con triunfo en Rusia-2018.

La derrota 1-0 en su debut contra Suecia ha dejado a Corea del Sur en una situación muy complicada, especialmente cuando tienen en su futuro inmediato al Tri, que llegará entonadísimo luego de tumbar al campeón mundial Alemania (1-0).

"Podemos pasar a octavos si creemos en el entrenador y jugamos bien en los siguientes dos partidos", aseguró este miércoles Lee Seung-woo.

"Desde que era un niño he soñado siempre con disputar un Mundial para Corea del Sur", añadió el extremo del Hellas Verona, dando a entender que no va a bajar los brazos contra los mexicanos.

De hecho, los coreanos pretenden pasar a octavos por tercera vez en su historia, desde que albergaron la Copa del Mundo junto con Japón en la edición de 2002 y llegaron a semifinales, para luego superar también la primera ronda en Sudáfrica-2010.

"El equipo no se ha dado por vencido porque perdimos en el debut. Nuestros jugadores creen en que podemos lograrlo, creo en los jugadores y en el cuerpo técnico", aseguró el atacante.

Los elencos asiáticos han tenido suerte dispar en el Mundial-2018, destacándose los triunfos de Irán sobre Marruecos (1-0) y de Japón ante Colombia (2-1), mientras que Arabia Saudí cayó 5-0 con Rusia.

"Las selecciones asiáticas han ganado, tanto Irán como Japón", comentó el centrocampista Jung Woo-young.

"Tengo la sospecha que los equipos de Asia en este Mundial lo harán bien y tengo la idea que nosotros lo vamos hacer bien como otros equipos asiáticos. Sus triunfos han generado una gran emoción e inspiración en nosotros y tenemos una fe muy grande de que nosotros podemos también hacerlo", agregó.