Buenos Aires.-La 43 edición de la Copa América que comenzará mañana en Argentina será vista por 4, 500 millones de personas en 212 países, confirmó hoy el comité organizador.

En vísperas del inicio de la magna cita deportiva, se confirmó la acreditación de 2,467 periodistas de todo el mundo que, en su mayoría, vienen atraídos por la figura de Lionel Messi, el astro del Barcelona que espera brillar en la 'Albiceleste'.

A partir de este viernes y durante 24 días, en Argentina sólo se respirará futbol porque la atención estará centrada en los 26 partidos que se disputarán en los ocho estadios que fueron elegidos como sedes de la justa continental.

Desde la semana pasada están agotadas las 750,000 entradas de todos los choques, aunque en Internet ya abunda la reventa con precios que llegan hasta los 1,000 dólares para la final.

La Copa América arrancará mañana por la tarde con una ceremonia inaugural en el recientemente estrenado estadio Ciudad de La Plata, ubicado a 100 kilómetros de Buenos Aires, y en la que participarán las 12 selecciones que buscarán el título de campeones de América.

Por la noche, Argentina y Bolivia protagonizarán el primer partido y a partir del sábado continuará el resto de los encuentros de la primera fase entre los combinados de Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela.

El certamen se disputará en ocho sedes alejadas entre sí, en los estadios La Plata, Córdoba, Mendoza, Santa Fe, San Juan, San Salvador de Jujuy, Salta y Buenos Aires, y la final se disputará el 24 de julio en el Estadio Monumental de River Plate.

Hasta este jueves ya habían llegado las selecciones de Bolivia, Brasil, Colombia y México, pero entre esta noche y mañana se completará la presencia del resto de los equipos.

Argentina parte como amplia favorita por su condición de local y porque tiene entre sus filas ni más ni menos que al mejor jugador del mundo, Lionel Messi, quien deberá terminar con la "maldición" de no deslumbrar en la selección como lo hace en el Barcelona.

El otro gran reto del conjunto 'Albiceleste' es poner fin a la supremacía brasileña, ante quien perdió en la final en las dos últimas ediciones del torneo continental, en Perú 2004 y Venezuela 2007.

La selección anfitriona comandada por Sergio Batista espera terminar con la sequía de 18 años sin obtener títulos internacionales, ya que la última vez que levantó la Copa fue en 1993, en Ecuador.

Aun así, Argentina sigue siendo uno de los equipos que más torneos ha ganado, ya que suma 14 coronas, las mismas que puede presumir junto con Uruguay y que casi duplican los ocho títulos alcanzados por Brasil.

BVC