Grandes nombres del futbol de origen sudamericano como Lionel Messi, James Rodríguez, Luis Suárez y Arturo Vidal llegan a la Copa América de Brasil 2019 en tono de revancha tras una amarga temporada europea, salvo Neymar, que quedó al margen del torneo por una lesión y envuelto en una denuncia de violación de una joven que tiene en vilo al país anfitrión.

El amplio favoritismo de la selección brasileña de ganar en su tierra el torneo se reduce por la baja de su estrella, quien sufrió la rotura de ligamentos en su tobillo derecho la semana pasada durante un amistoso con Qatar y además ahora afronta un torbellino judicial por la acusación de violación.

Un atribulado Lionel Messi gastará en Brasil uno de sus últimos cartuchos con la albiceleste, tras perder cuatro finales en 12 años, aunque peor la tiene Brasil, que debe sobreponerse a la salida de su astro y arrastra la presión de redimir al gigante sudamericano de la humillación alemana en su Mundial del 2014.

La Albiceleste no ha sido la mejor terapia para Messi, que hasta ahora acumula decepciones con su país, pero podría revertir la situación en la Copa América si levanta trofeo en Maracaná el próximo 7 de junio. Messi podría ir haciendo hueco en el mueble donde guarde sus galardones para el próximo Balón de Oro.

Uruguay, Argentina y Brasil (15, 14 y 8 títulos de Copa América, respectivamente), únicos campeones mundiales de Sudamérica, son los adalides de un fútbol regional de capa caída a nivel de selecciones, que en Rusia 2018 no pudieron acceder a semifinales por tercera vez en medio siglo, sin que ninguno de sus cracks se haya destacado.

Decisión sobre final de Copa América 2020

El presidente de Colombia, Iván Duque, dijo que espera una rápida decisión de la Conmebol sobre cuál será la sede de la final de Copa América 2020, que su país organizará con Argentina, en una declaración a la prensa junto a su par argentino, Mauricio Macri.

El mandatario colombiano calificó como sin precedentes a la iniciativa de organizar la Copa entre dos naciones de la región y Macri dijo que será “una experiencia inédita y muy estimulante”, tras el encuentro en la Casa Rosada (sede gubernamental).

La Confederación Sudamericana de Fútbol aprobó el 9 de abril la sede compartida, pero aún resta definir el lugar del partido decisivo.

En Colombia se baraja que podría ser Barranquilla, en tanto que Argentina prefiere que lo asignen a Buenos Aires.

La Copa América 2020 estará dividida en dos regiones. En la zona norte jugarán Brasil, Colombia, Venezuela, Ecuador y Perú, más una de las dos selecciones invitadas. En la zona sur participarán Chile, Uruguay, Argentina, Paraguay, Bolivia y el otro país invitado.