La Selección Mexicana de futbol no tenía tantos rivales europeos en año mundialista desde 1994, cuando previo al Mundial de Estados Unidos enfrentó a tres rivales de aquella región. Entonces, la preocupación del equipo dirigido por Miguel Mejía Barón eran las diferencias físicas; por ejemplo: Noruega era el equipo con los jugadores más altos de aquel Mundial, y también la calidad, ya que enfrentaría a Italia, ex campeón mundial.

Los planes de preparación de México previo a la Copa del Mundo cambian en función de los rivales en el Mundial. En algunos casos apuestan por la variedad de estilos y sinodales, como en el 2006, donde se disputaron juegos amistosos con selecciones de cuatro confederaciones diferentes; en otros años la apuesta es la constancia de partidos, así para el mundial de Sudáfrica 2010 la Selección Mexicana jugó 12 encuentros previo a su debut.

Hace cuatro años, para Brasil 2014, se eligieron a seis de los siete rivales de preparación con la categoría de mundialistas, ya que también participarían en la Copa del Mundo.

“Nos parece que el futbol mexicano se ha ido preparando en esta gestión para llegar muy lejos y, reitero, que si queremos hacer un buen Mundial nos tenemos que enfrentar a rivales muy difíciles”, expresó Juan Carlos Osorio, previo al sorteo mundialista de Rusia 2018, donde se conoció que México enfrentaría a Alemania, Suecia y Corea del Sur.

La preparación del Tri está enfocada en medir fuerzas ante el estilo europeo, la calidad y preparación de las selecciones del viejo continente. Los seis rivales de México antes de su debut ante Alemania son ante países de Europa: Islandia, Croacia, Gales, Escocia y Dinamarca. En enero de este año inició la preparación del conjunto de Juan Carlos Osorio con una victoria 1-0 ante Bosnia.

“Va a ser algo muy importante, un equipo que tiene un futbol directo, parecido al sueco. En su volante central tiene uno de los mejores recuperadores en el mundo del futbol y para México va a ser muy importante ese juego”, indicó el técnico colombiano sobre Islandia, rival de la Selección Mexicana el próximo viernes.

En rango de calidad de los rivales de México es el mejor de los últimos cuatro procesos mundialistas. Si tomamos en cuenta el ranking de la FIFA, el plan de preparación para Rusia 2018 apostó por rivales que se encuentran entre el lugar 12 (Dinamarca) y el sitio 32 (Escocia), de la lista de evaluación mensual del organismo internacional.

También será la menor cantidad de encuentros que tenga la selección previo a un Mundial, seis juegos, ya que para Brasil 2014 fueron siete encuentros de preparación; para Sudáfrica 2010 un total de 12 partidos y ocho para Alemania 2006.

La Selección Mexicana de futbol enfrentará a Islandia, Croacia y Dinamarca en fecha FIFA, que permiten a las selecciones convocar a sus mejores jugadores y como parte de su preparación.

La preocupación europea

Desde el Mundial de Corea-Japón 2002, la Selección Mexicana no coincidía con dos rivales europeos en fase de grupos, en aquella ocasión fueron Italia y Croacia.

Para Rusia 2018, al enfrentar a Alemania, campeona del mundo, y Suecia, quien eliminó a Italia del Mundial, la Selección Mexicana enfoca su preparación ante los rivales europeos, ya que en el balance de productividad ante selecciones de esa región en partidos oficiales desde 1994 (sólo se ha enfrentado en Mundiales y Copa Confederaciones), México alcanza 35% de productividad, producto de cuatro victorias, ocho empates y siete derrotas.

Aunque actualmente, 13 de los 15 futbolistas mexicanos convocados para los partidos ante Islandia y Croacia juegan en ligas europeas, el plan de preparación sólo se enfocó en medir la calidad del plantel ante rivales del viejo continente.

[email protected]