Los partidos de semifinales entre América y León fueron reprogramados por la Liga MX debido a la contingencia ambiental “extraordinaria”, como la calificaron las autoridades de la Ciudad de México, y para cumplir el reglamento de competencia sobre las horas de separación para que se realice el partido de vuelta.

La Comisión Ambiental de la Megalópolis emitió un comunicado a las 3 de la tarde y dentro de las recomendaciones para limitar los efectos a la salud de la población se encontraba “posponer los eventos deportivos hasta que mejoren las condiciones de calidad del aire”.

Fue hasta las 4:38 de la tarde cuando la Liga MX confirmó la reprogramación del partido de ida entre América y León para el próximo jueves a las 8:30 en el estadio Azteca.

En tanto, el artículo 19 del reglamento de competencia indica que la fase final del torneo se disputaran los días miércoles y sábado, o jueves y domingo, por tal motivo el partido de vuelta en el estadio Nou Camp se jugará a las 8:06 de la noche del domingo.

Jesús Martínez Murguía, presidente de León, indicó a ESPN que recibieron notificación del cambio de fecha del partido de ida minutos antes de abordar el avión con rumbo a la Ciudad de México.

“Este problema no es de ahorita, habría sido una gran cortesía avisarnos antes. Estamos por subirnos al autobús, tenemos un vuelo chárter, tenemos las reservaciones para llegar a la ciudad. Las planificaciones se hicieron para el día de mañana, tendremos que esperar a lo que suceda, tiene que ser una cortesía de parte de ellos”, señaló el directivo sobre la falta de comunicación de América en torno a la reprogramación del juego.

Lo que indica el presidente de León tiene fundamento en que hace unas semanas se disputó el partido entre Pumas y Chivas en un contexto similar, con altos registros de contaminación, pero que no ameritó decretar contingencia ambiental.

“Es un riesgo para la salud, no sólo para los deportistas, es para toda la ciudad; entonces, sería conveniente tomar las medidas necesarias para proteger la salud de los jugadores, en este caso, y los ciudadanos”, señaló Oribe Peralta antes de que se confirmara la reprogramación de la serie.

En tanto, Paul Aguilar describió que las condiciones de entrenamiento no fueron las óptimas, ya que algunos compañeros presentaron dolor de cabeza y ardor de ojos, sobre todo elementos recién llegados al equipo, como son los futbolistas extranjeros.