Milán. Alberto Contador se golpeó el pecho y festejó haciendo su tradicional gesto de disparar con un dedo al terminar la contrarreloj individual de 26 kilómetros en las calles de Milán para asegurarse su segundo Giro de Italia.

La victoria podría marcar el inicio de un año estelar para el español, si el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) lo permite.

Contador figuró tercero en la contrarreloj entre la Plaza Castello y la Plaza del Duomo para celebrar su sexto título en las tres grandes carreras del ciclismo mundial. Ya había ganado el Tour de Francia en 2007, 2009 y 2010 y el Giro y la Vuelta de España en 2008.

La etapa fue ganada por el británico David Millar, quien empleó 30 minutos y 13 segundos. Contador quedó 36 segundos después.

En la general, Contador superó por más de seis minutos al italiano Michele Scarponi, su perseguidor inmediato en el podio.

Contador tiene abiertas las puertas para barrer la trilogía del Giro, Tour y Vuelta porque su audiencia ante el Tribunal que abordará el caso positivo por clembuterol en el Tour del año pasado ha sido pospuesta hasta los últimos días del verano europeo.

"Por ahora quiero disfrutar de esta victoria, luego veremos", dijo el español. "Tendré que hablar con la directiva del equipo. Estoy cansado pero no quiero pensar sobre eso ahora".

"Es una sensación asombrosa ganar el Giro hoy aquí y es un final de ensueño", dijo Contador. "Mi equipo me apoyó durante toda la prueba y no tuvimos ni un mal día".

Contador sostiene que su análisis positivo se debió a haber consumido carne contaminada. La Unión Ciclista Internacional y la Agencia Mundial Antidopaje decidieron apelar cuando las autoridades españolas lo absolvieron en febrero.

El Tour 2011 se disputará del 2 al 24 de julio.

Si el TAS falla en contra de Contador, el español podría ser suspendido hasta dos años y perdería su tercer título del Tour, además de los resultados y el dinero obtenidos desde febrero.

EISS