Roma.-El español Alberto Contador, que el domingo se hizo con la malla de líder en el Giro de Italia de ciclismo, tras ganar la 9 etapa de la carrera en el Etna, restó este lunes importancia a su posición en la prueba, dado que ha vivido, según el madrileño, "nueve días de tensión".

"Para nada me considero el patrón" del Giro, señaló Contador este lunes, el primer día de descanso de la prueba, aludiendo a algunas de las reacciones generadas por su rendimiento el domingo.

"Ayer fue un buen día, pude sacar diferencias y fue importantísimo", adujo el corredor del equipo Saxo Bank, tras haber afirmado que tener "la 'maglia rosa'" de líder "no es nada significativo" tras la novena etapa.

"Para nada el objetivo era la 'maglia', lo era sacar la máxima diferencia posible al resto de rivales. No era una subida que me fuera especialmente bien", comentó, refiriéndose a su rendimiento del domingo, donde sacó en la meta tres segundos al venezolano José Rujano Guillén, segundo en el Etna.

Según Contador, "el Giro acaba de comenzar, estos primeros nueve días han sido de tensión, de desgaste, se han hecho las primeras diferencias y se han sacado las primeras conclusiones sobre cómo está cada favorito". Pero, para el madrileño, "ahora llegan etapas increíbles en Los Dolomitas".

"Esto acaba de comenzar, pero siempre es bueno llevar tiempo por delante", aseveró Contador, que presenta en la clasificación general 59 segundos de ventaja respecto al bielorruso Kanstantsin Siutsou, segundo, y un minuto y 19 del francés Christophe Le Mével, tercero.

BVC