Bruselas.-El español Alberto Contador, que recibió un golpe en la rodilla izquierda, buscó consuelo después de la primera etapa del Tour de Francia, disputado este domingo con llegada a Bruselas.

"Nada puede ser tratado con un poco de hielo", explicó el favorito de la ronda gala. "Ha habido muchas caídas hacia el final y no he podido evitar la de Fabian Cancellara, que estaba muy cerca. Me dí un golpe en la pierna izquierda pero no es nada grave", aseguó Contador.

"No fue tan peligroso, pero estábamos en la carrera más importante del mundo y ganar una etapa es algo que pocos ciclistas pueden obtener. Todos dan lo máximo y, al final, este tipo de cosas terminan por llegar", continuó el doble ganador del Tour.

Contador reconoció preferir la carrera de la próxima etapa a la de Bruselas.

"Estoy muy contento de la manera en la que se ha desarrollado la jornada. Era un día particularmente difícil debido al viento, que amenazaba con provocar roturas, pero el equipo ha estado muy motivado y concentrado en la cabeza del peletón, lo que ha permitido ahorrar fuerzas", precisó.

"La multitud era uno de los peligros del día", indicó el español. "Basso y Millar, por ejemplo, se cayeron porque la gente se hallaba dentro de la carretera", aclaró.

"David de la Fuente (su compañero de equipo) recibió un gran golpe en el brazo derecho de un espectador. Afortunadamente, sin consecuencias mayores", concluyó Contador.

BVC