Si bien salir a la cancha del rival más odiado al que puedes eliminar de la final de la Champions en un derby implica una motivación, parece que hoy el vestuario del Real Madrid carecerá de esa dosis de estimulación ante el Barcelona debido a la fractura que existe en el vestidor que ya ha mostrado inconformidad por la estrategia impuesta por José Mourinho, su entrenador, y por la loza que significa el 0-2 del duelo de ida.

Ben Hayward, editor del portal goal.com y corresponsal de la agencia AP, y el doctor Octavio Rivas, especialista en psicología del deporte, platicaron con El Economista y explicaron cómo llegarán los merengues mentalmente, y qué es lo que tienen que hacer si pretender llegar a la final de la Liga de Campeones.

Nadie niega la capacidad futbolística del plantel de Mourinho que sin duda podría darle vuelta a la eliminatoria, lo que ahora se pone en tela de juicio es el momento psicológico del grupo, que parece estar blindado ante cualquier discurso de su entrenador.

Lo veo difícil por su propia personalidad (que Mourinho logre motivar a sus jugadores). Como es un tipo que se ha vendido diciendo ‘soy el único que tiene la razón’, y eso incluye a los suyos y a los contrarios, difícilmente podría convencer a los que no están de acuerdo de como él maneja las cosas de que él tiene la razón.

La única opción que a mí se me ocurre es que diga: ‘yo sé que unos estoy bien y con otros no, pero ahorita lo más importante es que si seguimos divididos vamos a sufrir otra derrota’, entonces, por encima de que si es simpático o no, tenga la razón o no, tienen que unirse para lograr salir adelante explicó Octavio Rivas, especialista en psicología deportiva.

CON LA OBLIGACIÓN DE ATACAR

Por su parte, Ben, quien radica en Barcelona, previó que el entrenador portugués trate de levantar a su equipo hablándole de injusticia tras lo ocurrido en el partido de ida (cierto o no, eso hará) y convertirá el partido en una guerra .

Sobre la estrategia que debe adoptar el Madrid, el editor de goal.com sentenció que los hoy visitantes, únicamente, tienen que atacar. Mourinho buscó un empate a cero en el partido de ida y le salió mal tras la expulsión de Pepe. Igual, estando en casa, era una táctica muy negativa. Ahora no puede especular; tiene que ir a por el partido.

Fácil no será y vimos lo que pasó la última vez que trató de atacar aquí – perdió 5-0. Pero el Madrid es mejor equipo que entonces y tiene jugadores impresionantes en ataque.

Özil ha sido un gran fichaje, Cristiano es siempre peligroso, Benzema se ha recuperado tras su mal arranque y Kaká parece estar cerca del nivel que alcanzó en el Milán. Habría que sacar provecho de toda esa artillería , concluyó.

Hoy se conocerá al primer finalista de la Champions League. Barcelona tiene la ventaja.