La prodigio del tenis estadounidense Coco Gauff ganó con 15 años su primer título WTA en Linz, al batir, en su primera final, a la letona Jelena Ostapenko 6-3, 1-6 y 6-2, el domingo en la ciudad austriaca.

Gauff saltó a la fama al eliminar a su compatriota e ídolo, Venus Williams, en la primera ronda de Wimbledon, a comienzos de julio, antes de ser eliminada por Simona Halep en octavos.

La tenista estadounidense había entrado en el cuadro principal de Linz como lucky loser, tras perder en las rondas de clasificación, completando una semana de ensueño que le ha servido para convertirse en la ganadora más joven en la WTA desde que la checa Nicole Vaidisova levantara los títulos en Vancouver y Taskent con 15 años en el 2004.

Es la novena jugadora de menos edad en levantar un trofeo del circuito femenino.

“Recordaré este día el resto de mi vida. Ha sido una semana increíble y espero volver en el futuro”, dijo ante la ovación de 3,000 espectadores.

Gauff, que entrará hoy en el top 100 de la WTA (pasará del puesto 110 al 71), también brilló este año en el US Open, cuando fue eliminada en la tercera ronda frente a la defensora del título Naomi Osaka.

Ante una ganadora del Roland Garros como Ostapenko (2017), Gauff empezó muy sólida, pero pagó los nervios en la segunda manga, en la que perdió el servicio tres veces. Se repuso y arrasó en el parcial decisivo. Se situó 5-0.

“Bien hecho Coco. Tienes un brillante futuro. Ha sido un placer compartir la pista contigo hoy. Ha sido una semana dura para mí, pero estoy contenta de haber alcanzado la final, aunque el resultado no haya sido el esperado”, señaló la letona.

El torneo femenino de Linz se disputó en superficie dura y repartió 250,000 dólares en premios.