Mientras esperaba a que su representante llegara con una nueva oferta de trabajo, Diego Cocca pasaba los días en el bar La Floridita, analizando partidos, equipos, alineaciones, charlando de futbol.

En diciembre del 2016, supo que su regreso a Racing era inminente y se reencontraría con su delantero consentido Gustavo Bou, con quien había formado una dupla para salir campeón con el equipo argentino La Academia.

“Va a ser un desafió recuperarlo”, expresó Cocca sobre las estrategias que tendría que emplear para que Gustavo Bou recuperara el nivel que lo convirtió en el mejor atacante de Sudamérica en 2014, campeón de goleo de la Copa Libertadores.

La dupla Cocca-Bou llegó a Tijuana y disputarán las semifinales del Clausura 2018. Ya eliminaron a Monterrey gracias a dos asistencias de Gustavo y mientras el atacante se encontraba lesionado, Diego construyó a la mejor defensa del campeonato.

“Lo más importante es su mente abierta, es un tipo que asimila las enseñanzas y su criterio de juego era resultado de su experiencia como jugador en Argentina, México, y su trayectoria futbolística muy importante”, recuerda Luis Lescurieux sobre los días de Diego Cocca en la escuela de técnicos.

“Él fue quien confió en mí cuando nadie lo hacía. Es un técnico que tiene diálogo con el jugador”, ha dicho en diversas ocasiones Gustavo Bou sobre cómo el trabajo de Diego Cocca tuvo impacto en su rendimiento como jugador. La Pantera, como conocen al atacante, no era un goleador reconocido en Argentina cuando llegó a Racing, además, procedía de un equipo modesto, Gimnasia y Esgrima, pero el fichaje no le costó a la dirigencia de La Academia y era un pedido del entrenador.

“Nuestra filosofía es de entrenador docente y hay que aprender de todos”, señala el director de la escuela Vicente López.

En la vida académica, Diego Cocca desarrolló conocimientos de futbol clásico, táctica, estrategia, técnica, también acondicionamiento físico y reglamentos; sin embargo, fueron las materias de administración, conducción de equipo, videoanálisis, neurociencia, psicología, psicopedagogía y oratoria las que le ayudaron a desarrollar una visión más integral del juego. “Es un programa bastante amplio y él participaba”, recuerda Luis Lescurieux.

“No se me calificará por resultados, sino por la forma de trabajar”, comentó Diego Cocca cuando fue presentado como técnico de Santos en 2011, pero al cabo de 16 partidos, con sólo seis triunfos y 41.6% de efectividad, el entrenador dejó el puesto.

Diego se reinventó de su primera experiencia en el futbol mexicano y convirtió a la defensa de Tijuana en la mejor del torneo. El equipo fronterizo disminuyó prácticamente a la mitad los goles que recibió durante el Clausura 2017 (12 goles en contra) respecto de los que le convirtieron un torneo anterior: 23 tantos del Apertura 2017.

“El futbol mexicano es diferente al argentino, y en Santos tuvo condiciones que no le favorecieron, y se podría decir que sí fue un fracaso, pero ahora tiene madurez, ha entendido el futbol mexicano”, señala Jorge Damián Zamogilny, comentarista en TDN.

Tijuana convirtió el estadio Caliente en la gran aliada, donde ganaron 80% de los puntos. “Es un tipo apasionado pero que tiene el aplomo para tomar decisiones”, agregó Jorge Zamogilny.