“Tenemos algunos jugadores jóvenes que cometieron errores. Tenemos algunos jugadores veteranos que cometieron errores. Tenemos que enfocarnos en nosotros mismos”, fue parte del mensaje que dio en el vestidor el head coach de Jacksonville Jaguars, Doug Marrone, luego del triunfo ante Cleveland Browns en la semana 11.

La franquicia ha mejorado su defensiva. Se caracteriza por ser la que menos puntos permite a sus rivales, con 15.3, cifra que en comparación con los años anteriores disminuyó 40 por ciento. Además, es el equipo que menos yardas permite por juego, con 281.8, y donde más quarterbacks capturan, con 41 (los jugadores que destacan en este departamento son Yannick Ngakoue y Calais Campbell),  son el tercer equipo que más pases han interceptado (14).

Doug Marrone tomó el mando como entrenador en jefe de los Jaguars en los dos últimos encuentros de la temporada pasada y entre el 15 y 30 de enero del 2017 se unieron 11 elementos al staff de coaches. En el caso del área defensiva de los siete integrantes, cinco se sumaron a principio de año. Prácticamente la mitad de los elementos que ocupa una posición defensiva está disputando su primer temporada con la franquicia. Sus jugadores significan 51% del total de la nómina.

El jugador con el mejor salario es del tackle defensivo Malik Jackson, con 15.5 millones de dólares (en marzo del 2016 firmó un contrato por seis años y 90 millones de dólares, ya fue campeón con Denver).

El roster promedia una estancia en el equipo de 2.3 temporadas. Son jugadores novatos 18%, mientras que 33% sólo ha jugado en la franquicia. Los que más temporadas han disputado con Jacksonville son: Chad Henne (6), Paul Posluszny (7) y Marcedes Lewis (12). El promedio de edad es de 27.2 años.

A Doug le interesa enfocarse en el presente y que los jugadores mantengan lo hecho en estos tres meses. Jacksonville registra marca positiva, al acumular siete victorias por cuatro derrotas y ocupa el segundo lugar de la división de Sur en la Conferencia Americana, misma marca que tienen los Tennessee Titans, que se colocan en la primera posición.

A la ofensiva incrementaron el número de unidades que generan por encuentro, con un promedio de 24.5 unidades (del 2012 al 2014, su límite fueron las 15 puntos por encuentro), el mariscal de campo dejó de colocarse entre los que más capturan y se colocan entre los que más yardas terrestres acumulan (1,697) y han acarreado el ovoide hasta la zona de anotación en 11 ocasiones.

La última ocasión que los Jaguars lograron participar en los playoffs fue en la campaña 2007-2008 y sólo acumula seis participaciones en postemporada, ya que es una de las franquicias que se han integrado en los últimos 25 años.

“Somos un equipo que ganó tres partidos el año pasado. Les estaría mintiendo si llegara aquí a decirles que todo va de maravilla. Tenemos mucho por probar. Tenemos mucho trabajo por invertir sobre el campo. Debemos hacer esas cosas e invertir ese trabajo”, declaró a ESPN Doug Marrone en junio del 2017.