Un contrariado Ricardo Peláez apareció en la sala de conferencia del Club América. No era para menos, tenía que despedir al técnico que hace cinco meses había contratado, Gustavo Matosas. Nosotros tenemos una estrategia que nos ha llevado por el camino del éxito y debemos seguirla , explicaba el presidente deportivo del equipo.

Para Ricardo, era innegociable el diseño del plantel que durante tres años había construido, renovado y perfeccionado. Bajo su gestión, el presidente deportivo puede presumir de dos títulos de liga, una Concachampions y la cima de la tabla porcentual. Desde que llegó a Coapa, el equipo siempre ha calificado a la Liguilla.

El mejor ejemplo de lo importante y trascendental de la figura de director deportivo es Ricardo Peláez, porque ha gestionado muy bien a América, y aunque ha tenido algunas discrepancias en el perfil de técnicos que ha elegido, hay normas que cualquier entrenador que llegue debe respetar , explicó Rafael Puente del Río, especialista de ESPN.

No sólo Ricardo ha sido crucial para el éxito de su equipo; Miguel Ángel Garza en Tigres, Antonio Sancho con Pumas y Jaime León del Toro en Toluca son los arquitectos deportivos de los semifinalistas del Apertura 2015. El triunfo se construye desde la oficina, con fichajes y contrataciones.

Además de los títulos, la gestión de Peláez Linares se ha caracterizado por el control y la buena administración. En diversas ocasiones, el presidente deportivo ha dicho que el club tiene un presupuesto que no puede rebasar, que sólo es mito el gasto millonario que hace el equipo en la compra de futbolistas.

América ha gastado al menos 36 millones de dólares en fichajes, bajo el mandato de Ricardo, pero las compras se justifican cuando el club ingresó 33.5 millones de billetes verdes por la venta de futbolistas. Las transferencias de Raúl Jiménez (11 millones de dólares), Christian Benítez (12 millones de dólares) o Diego Reyes (7.4 millones de dólares) ayudan a disminuir el déficit en la compra-venta de jugadores.

Para el especialista, la mayoría de los clubes en México brinda al entrenador la libertad para la confección del plantel, lo que en ocasiones puede presentar conflictos de interés, donde el técnico esté priorizando el negocio personal antes que el beneficio del equipo. El técnico sabe qué falencias tiene su plantel, pero siempre debe estar el aval del director deportivo , explicó quien fuera director operativo de Chivas.

Aunque con un perfil discreto, donde las decisiones deportivas recaen en Ricardo Ferretti, Tigres también apuesta a largo plazo, pues Miguel Ángel Garza funge como delegado deportivo desde el 2010.

El directivo de los felinos ha expresado que la construcción del plantel les ha llevado cinco años, lapso en el que han desembolsado al menos 51 millones de dólares en fichajes. Además, pagan el salario más alto en la historia del futbol mexicano, 4.2 millones de dólares a André-Pierre Gignac.

Con menos tiempo como directivo, pero con decisiones que ayudaron a potenciar a sus equipos, Antonio Sancho, que llegó como vicepresidente deportivo de Pumas en el 2014, ha realizado siete fichajes, tres de ellos han sido fundamentales para el equipo, en posiciones que no habían tenido éxito.

Fidel Martínez fue el revulsivo por el sector izquierdo que tanto buscaron los universitarios. Por ese puesto pasaron Dante López, Diego Lagos, Jonathan Ramis, Luis García y Juan Pablo García; todos fracasaron.

El mediocampista ecuatoriano en su primer torneo con Pumas acumuló siete pases para gol y cinco goles.

Aun con menos tiempo en Toluca, Jaime León, a cargo de la dirección deportiva de Diablos, encontró en Fernando Uribe y Enrique Triverio a la dupla goleadora más efectiva del campeonato, ambos futbolistas suman 21 goles.