Al futbol y trabajo que realizan cuerpo técnico y jugadores para lograr instalarse en las semifinales del Ascenso MX hay que agregarle las condiciones de cada uno de los estadios y canchas de los cuatro conjuntos que se han colocado a 180 minutos de la serie por el título. Dorados, Leones Negros, Alebrijes y Cafetaleros tienen en su favor factores como el clima, el apoyo de sus aficionados y el largo del césped que pueden hacer sufrir a cualquier plantel que visite su casa.

De los semifinalistas es Dorados es el equipo con el mejor rendimiento durante la temporada regular, pero es Leones Negros el club que cerró con la mejor marca a la hora de actuar como local. Los de la UdG ganaron seis de sus ocho presentaciones en el Jalisco, inmueble que los vio empatar y perder apenas en una ocasión. En Liguilla ya registran otro triunfo tras aplastar 4-0 al Atlante.

Edgar Jiménez, periodista que ha narrado en distintas ocasiones los duelos como local de los Leones Negros, dijo a El Economista que el equipo que actualmente dirige Jorge Dávalos “aprovecha muy bien las condiciones del clima”, factor que esta semana ha alcanzado los 34 grados centígrados al mediodía, hora en que arrancan los duelos.

Además, el periodista indicó que los melenudos también sacan ventaja del césped, terreno que “siempre ha sido más alto”. Además, agregó que cuando llega la Liguilla la afición “apoya todo el juego”. Apenas el domingo ante los Potros contaron con 40,000 personas en sus gradas. Para el próximo domingo cuando reciban a Alebrijes en el duelo de vuelta esperarán contar con las mismas condiciones y mayor número de fanáticos en las gradas.

Calor y conexión con su afición, las cartas fuertes del Banorte

Dorados, que enfrentará a cafetaleros en semifinales y recibirá a los de Tapachula el próximo sábado, también tiene en el clima un hándicap en su favor. “La del Banorte es una cancha muy pesada para el visitante por temas como el fuerte calor y la cercanía hacia la cancha, pero siempre con un marco de respeto”, dijo a este diario Javier Llausás, responsable del área de marketing del club de Sinaloa que sabe que los 25 grados y 38% de humedad pueden jugar en su favor.

Además, Llausás destacó la conexión que hay entre los seguidores del equipo y los futbolistas que están sobre la cancha. “Cuando se conecta lo hace (al equipo) muy fuerte”, destacó Javier, quien recordó el capítulo de la final de vuelta por el ascenso del Clausura 2017, duelo en al que Dorados llegó con desventaja de 1-0 y gracias al apoyo de la afición “en 10 minutos ya le había dado la vuelta al global”, marcador que al final favoreció 3-2 a Lobos BUAP.

En el presente torneo Dorados registraron cuatro victorias, un empate y tres descalabros en casa en el torneo regular, mientras que en cuartos de final vencieron a Celaya.

De la cancha de Cafetaleros, rival de los de Culiacán, Rafael Cuevas, preparador de porteros que ha visitado esa cede formando parte de los cuerpos técnicos de Atlante y Alebrijes, actual equipo en el que labora, señaló que el que los de dirigidos por Gabriel Caballero cuenten “con un estadio compacto” y que su afición “apriete en todo momento”, hacen del Olímpico de Tapachula una aduana complicada.

Además, Cuevas apuntó también el “clima caluroso que va desgastando poco a poco al rival” como otro factor que afecta a los visitantes. Los últimos días el termómetro ha registrado 27 grados y 89% de humedad a la hora que disputa sus partidos como local. Los de Gabriel Caballero llegaron a la instancia de semifinales con un desempeño en su estadio que les permitió ganar tres duelos, empatar y perder dos durante la fase regular, mientras que en el arranque de la Liguilla vencieron 3-1 a Mineros, que llegaba como el súper líder.

Finalmente, si hay que señalar los puntos a favor del Estadio del Instituto Tecnológico de Oaxaca, Rafa Cuevas no dudó en señalar que los hace fuertes “es el conocimiento que los jugadores tienen de la cancha. Tratamos de sacar el máximo provecho posible ya que entrenamos todos los días ahí, podemos intentar jugar o salir con balón largo”, explicó el preparador de arqueros de Alebrijes quien no dejó de lado a los aficionados del club. “Cuando la gente sabe que estamos en momentos importantes se hace sentir”.

Alebrijes logró ganar cuatro duelos en su casa durante la temporada regular, fase en la que igualó uno y perdió en tres ocasiones. En el arranque de la Liguilla ya superó a Zacatepec.