Los equipos de la Liga Mexicana de Beisbol no tendrán acceso al bono de un jugador si es firmado por una organización de Grandes Ligas, porque así lo establece el contrato firmado por el circuito de verano. Se trata de unos 504 peloteros.

En el punto III inciso C del convenio, se indica que la organización de la LMB no obtendrá pago por la venta y firma de un pelotero que “haya estado bajo contrato con el equipo de la LMB por menos de un año y que tenga menos de dos años residiendo en México”.

De acuerdo con información de La Afición y Séptima Entrada, la MLB notificó en dos ocasiones al presidente de la LMB, Javier Salinas, vía correo electrónico, sobre las condiciones para que un equipo pudiera hacer válido el cobro del bono.

A su vez, Javier Salinas tuvo que comunicar a los dueños y presidentes de la LMB. De acuerdo con información de la revista Proceso, una franquicia destina entre 16 y 28 millones de pesos al año para la formación de entre 40 y 50 jugadores. La proyección del gasto promedio por prospecto de equipos como los Diablos Rojos, Acereros y Toros es de 434,600 pesos, en jugadores que llegan entre los 13 y 14 años y esperan vender tres años después.

Ayer, inició el periodo de firmas internacionales, que se extiende hasta el 15 de julio del 2020. Por el momento, la LMB no ha dado una postura al respecto del tema.

•••

El pasado 5 de marzo se dio a conocer el nuevo acuerdo entre la MLB y LMB, el cual también fue aprobado por la Asociación de jugadores (MLBPA, por su sigla en inglés).

En él se estipuló que los peloteros con un contrato con equipos de LMB serán elegibles para firmar con cualquier franquicia de Grandes Ligas y para que califique como “profesional extranjero”. Según lo que indica el convenio laboral entre la MLB y MLBPA, deberá tener al menos 25 años y seis o más años de experiencia profesional.

Un equipo de MLB que firma a un pelotero le deberá dar 15% del valor total del contrato al equipo de LMB si es un jugador que va directo a Grandes Ligas, pero si se trata de Ligas Menores el bono será de 35 por ciento.

El acuerdo vigente es por los próximos dos años entre ambas ligas profesionales de beisbol.