La jornada 12 del Clausura 2018 dejó comprometidas las opciones de calificar a la Liguilla de Cruz Azul y Chivas. Mientras la Máquina empató de último minuto (1-1) ante Pumas, Guadalajara no pasó de la igualada sin anotaciones ante Tigres. El punto que sumó cada club les sirvió de poco o nada, ya que ambos tienen una cosecha de 12 unidades y están ubicados a cinco puntos de zona de calificación, en los puestos 14 y 15 respectivamente y con sólo cinco jornadas por disputarse.

De acuerdo con los antecedentes en la Liga MX, torneo en el que los equipos logran meterse a la fase final con al menos 25 puntos, tanto cementeros como tapatíos parecen estar obligados a ganar las 15 unidades que estarán en disputa.

Con la recta final del campeonato encima, en Cruz Azul saben que el panorama no es halagador. “Hay que seguir adelante, es verdad que cada vez está más corto en términos de la matemática, pero hay que seguir, viene una Fecha FIFA, pero tenemos lo necesario para preparar el próximo partido contra el América”, dijo Pedro Caixinha, entrenador celeste tras el duelo ante Pumas.

La Máquina, que le arrebató el triunfo a Pumas al 93 con un gol de Enzo Roco, parece tener el panorama más complicado. El equipo de Pedro Caixinha se jugará la temporada ante tres clubes que se ubican en zona de Liguilla y dos que pelean por evitar el descenso. Los celestes visitarán en la jornada 13 al América, club que apenas ha perdido un juego en 12 semanas de competencia y que se ubica en la cuarta posición.

Después, Cruz Azul tendrá que visitar a Lobos, conjunto que al pelear para mantenerse en Primera División no le regalará nada a ningún rival. Tigres y Morelia, ambos en zona de liguilla ubicados actualmente en la tercera y quinta posición respectivamente, también serán sinodales del plantel celeste, que finalmente visitará a Veracruz; quizá su compromiso restante menos complicado, si es que los Tiburones llegan descendidos a la última fecha del campeonato.

Chivas parece tener un cierre menos duro

El Guadalajara de Matías Almeyda, que marcha con los mismos 12 puntos que Cruz Azul, aunque con diferencia negativa de anotaciones (-4), parece tener una recta final de Clausura 2018 un poco menos exigente que los capitalinos.

A pesar de que los números aún le dan algo de esperanza, Matías Almeyda aceptó que como se encuentra el torneo, está “muy difícil entrar a Liguilla”; sin embargo, sentenció que mientras los números den, seguirán “luchando hasta el final”.

El Rebaño irá en la siguiente jornada a Morelia, su adversario mejor ubicado en la tabla, para luego enfrentar a Veracruz, club que vive con mucha presión porque está cerca de perder la categoría y que en las semanas recientes ha ocupado los últimos puestos de la clasificación.

Tijuana, octavo de la tabla y ahora mismo con cinco puntos de ventaja sobre los rojiblancos; Atlas, quien durante muchas jornadas se ubicó en el sótano de la clasificación y León, con 15 puntos en el sitio 12, serán los rivales con los que el equipo de Jorge Vergara buscará sellar un cierre perfecto que los coloque en la liguilla, luego de 12 semanas llenas de inconsistencia.

En el último partido de la jornada, Veracruz remontó y consiguió un valioso triunfo en su lucha por no descender al vencer 3-1 al Atlas con anotaciones del colombiano Miguel Murillo, el uruguayo Adrián Luna y el argentino Cristian Menéndez.