Un gol de Jonathan Osorio a los 12 minutos puso en camino a la final a Toronto, que empató 1-1 ante América en el partido de vuelta de las semifinales de la Liga de Campeones de Concacaf, 4-2 en el marcador global. En la final, el equipo canadiense buscará romper con el dominio mexicano de 12 años cuando enfrente a Guadalajara, que avanzó 1-0 sobre New York Red Bulls, en lo que sería la tercera eliminatoria ante equipos de la Liga MX en esta edición.

Los canadienses no dieron oportunidad a la hazaña amarilla, porque todavía no generaba ninguna llegada de peligro el equipo local, cuando un descuido de Paul Aguilar habilitó la posición de Osorio, que venció a Marchesín para el primer gol.

El golpe anímico se resintió con la insistencia de los jugadores de América en las segundas jugadas, cuando intentaban el primer regate, un centro o un disparo, en el rebote, eran los canadienses quienes presionaban a sus rivales y recuperaban el balón.

Así, fue común observar a jugadores con playera amarilla que caminaban por el césped, eran rebasados por la velocidad de sus rivales, y perdían el balón en el primer intento de superar a sus marcadores.

En el mejor momento de los americanistas, Alex Bono, el portero de Toronto, atajó dos disparos, primero de Renato Ibarra y luego de Matheus Uribe. También era difícil penetrar la zaga visitante, porque se encontraban hasta ocho futbolistas de playera roja evitando los ataques del América.

La frustración invadió a los jugadores, sobre todo Agustín Marchesín, que discutía las decisiones de los árbitros, manoteaba y aunque pidió oportunidad para cobrar un tiro libre, su disparo pegó en la barrera de jugadores rivales.

Con resignación, Uribe ejecutó el penal que le hicieron instantes antes a Oribe Peralta, ya cuando era el tiempo de compensación y sólo se añadió un minuto más para la agonía americanista, que cayó ante el orden de Toronto.

Chivas, a la final después de 11 años

Guadalajara consiguió el empate sin goles en el partido de vuelta de la semifinal en su visita a New York, y el gol en la ida le permitió regresar a una final continental 11 años después, ya que la última ocasión fue en el 2007, cuando cayó ante Pachuca.

eduardo.hernandez@eleconomista.mx