En Chivas cuesta esbozar una sonrisa. La afición de Guadalajara perdió una de sus máximas razones para alegrarse, reconfortarse en los tiempos difíciles, erguir el pecho y sentirse llenos de orgullo. En una época en la que el equipo de sus amores se ha atascado en la mediocridad, con un título en 10 años en la era de Jorge Vergara, perder a la máxima figura en la historia del Rebaño Sagrado es un golpe duro de asimilar para los fanáticos del equipo más grande de México.

Con la partida de Salvador Reyes, a los 76 años de edad, se fue el máximo ídolo rojiblanco, el mejor anotador de todos los tiempos en la historia de Guadalajara (122 goles), uno de los principales artífices de le época dorada de Chivas, del Campeonísimo, mote que se ganó un grupo de futbolistas que ganaron ocho de los 11 títulos de Chivas entre 1951 y 1956 (él festejó siete), de la mano de un hombre contundente, carismático y humano que toda su afición ya extraña desde ayer.

Chava Reyes se unió a Crescencio Mellone Gutiérrez, Héctor Hernández, Jaime El Tubo Gómez, Juan Bigotón Jasso, Raúl Pina Arellano y el ingeniero Javier de la Torre (entrenador), ídolos que se han convertido en leyenda y que han dejado a la afición de Guadalajara con dolor, aferrados a sus recuerdos de aquella época dorada que nada tiene que ver con la vive actualmente el Guadalajara de Jorge Vergara.

Salvador Reyes y compañía ganaron ocho títulos de Liga, dos copas México, siete Campeón de Campeones, cuatro copa Oro Occidente, tres pentagonales internacionales, tres de Campeones de Concacaf y un torneo de la ciudad de Guadalajara: 28 trofeos en total.

Además de esos números envidiables, los seguidores del Rebaño guardarán con recelo en su memoria la imagen de Chava Reyes arrancando como titular un partido el 19 de enero del 2008 en un duelo entre Chivas y Pumas en el que tocó en tres ocasiones el balón para luego salir de cambio por Omar Bravo, visiblemente emocionado, en un merecido homenaje que Jorge Vergara y toda la afición le hicieron en vida.

Ese gesto fue apenas lo mínimo que se merecía un hombre que le dio goles, títulos y amor a una camiseta aún en el retiro, etapa en la que cumplía la función de entrenador de delanteros en las fuerzas básicas del club y un gran motivador que compartió sus vivencias en innumerables charlas de distintas generaciones de jugadores.

Con la partida de Chava Reyes, inició la leyenda, quedaron marcas que serán prácticamente imposibles de alcanzar, como sus 122 goles con la playera rojiblanca o siete títulos de Liga.

Sobre todo, quedó un gran vacío entre una afición que, ante la falta de resultados con la actual plantilla, se aferraba a su máximo ídolo para seguir teniendo motivos de orgullo.

Ahora, la afición tendrá que conformarse con los recuerdos, las imágenes, mientras Jorge Vergara deberá hacer algo para que sus seguidores vuelvan al estadio, que logren identificarse con el presente plantel y que no vivan sólo de recuerdos.

Harán homenaje?en el Omnilife

  • Chava Reyes tendrá una despedida digna de lo que representa para el club, pues quien fuera el mejor goleador de Chivas en partidos oficiales recibirá un homenaje de cuerpo presente el día de hoy en el Estadio Omnilife, según informó el club Guadalajara en su cuenta oficial de Twitter.
  • Recuerden que este lunes desde las 10 am en el Estadio Omnilife, el Homenaje al gran Salvador Chava Reyes. Acompañemos todos a la leyenda , twiteó el Rebaño en su cuenta oficial @Chivas.
  • El homenaje incluirá un servicio religioso programado para el mediodía, luego de que desde ayer se llevaran a cabo los servicios funerarios correspondientes.
  • Salvador Chava Reyes falleció el día de ayer a los 76 años, víctima de un cáncer de colón que le aquejaba desde hace meses.

[email protected]