“Realmente estoy perdido por lo que está pasando aquí. Grandes jugadores, grandes entrenadores, gran personal y una gran organización, pero simplemente no entiendo”, escribió en su Twitter, Mike DeVito, ex jugador defensivo de los Kansas City Chiefs, al ver la paliza de su ex equipo ante los Tennessee Titans en la semana 7, que concluyó con un contundente 27-3.

La derrota caló hondo en los aficionados más allá del récord de esta temporada, que se queda en 3-4 y a dos triunfos de distancia de los Raiders, líderes de la División Oeste de la Conferencia Americana. La molestia va enfocada hacia los pobres resultados defensivos, que alejan cada vez más las expectativas de ver a los Chiefs en un tercer Super Bowl consecutivo.

Kansas City ocupa el último lugar de la NFL en las siguientes estadísticas: pérdidas de balón, puntos permitidos, yardas permitidas y primeras oportunidades permitidas; además, son penúltimos en cuanto a yardas de pase permitidas, yardas recibidas permitidas y yardas terrestres permitidas. El desastre defensivo quedó claro ante los Titans, donde se fueron 0-27 en el primer tiempo, su derrota más abultada desde la semana 4 de 2016.

Para colmo, Patrick Mahomes, la estrella del equipo, abandonó el campo en el último cuarto por un choque que le provocó una ligera conmoción. Minutos después del juego el propio quarterback confirmó que se encontraba estable, sin embargo, su actuación ante Titans fue la primera vez que se fue en blanco durante un partido de temporada regular y segunda vez en general luego de la final de la Conferencia Americana contra los Patriots en 2019.

Además, este fue el sexto juego consecutivo para Mahomes con al menos una intercepción, lo que significa la racha más larga de su carrera. En la temporada 2021 tiene nueve intercepciones en medio plagadas de pérdidas de balón, un récord contrastante después de haber tenido 11 intercepciones en las dos temporadas anteriores combinadas.

“Mahomes no está exento de culpa en esta temporada. Ha intentado forzar pases a cobertura y ha lanzado intercepciones en lugar de simplemente intentar evitar una captura. El quarterback dijo después del juego contra los Bills (semana 5) que reevaluaría su proceso de toma de decisiones a la luz de las pérdidas de balón. Si lo ha hecho, no se ha mostrado”, analizó Adam Teicher, periodista especializado de ESPN.

Cantidad no es lo mismo que calidad. Al término del duelo ante los Titans, los Chiefs se posicionaron como el tercer equipo con mayor cantidad de yardas a la ofensiva (2,935) y Patrick Mahomes como el tercer mejor quarterback en ese aspecto con 1,887, solo superado por Derek Carr (Raiders/1,946) y Tom Brady (Buccaneers/2,064), sin embargo, el quarterback de Kansas City es décimo en porcentaje de pases completos (con 69%).

Pero el punto más flaco de los Chiefs es la defensa. Hasta la semana 7 han recibido 203 puntos, la tercera cifra más alta y que solo es rebasada por los 207 de los Miami Dolphins y los 210 de Washington. La caída ante los Titans es el tercer mayor déficit de medio tiempo para los Chiefs desde 1991 y el peor desde que perdieron ante Pittsburgh 29-0 en la mitad el 2 de octubre de 2016, y solo la octava vez en la historia de la franquicia que ha perdido por 27 o más en la primera mitad.

Los Chiefs (3-4) han perdido dos de tres y cayeron a 1-4 en la AFC esta temporada. También estuvieron limitados a la menor cantidad de puntos desde la derrota por 38-3 ante Denver el 30 de diciembre de 2012. “He visto a nuestros muchachos hacer las jugadas bien, simplemente no lo estamos haciendo en este momento”, reflexionó el head coach, Andy Reid, tras la paliza del fin de semana.

Desde que reconstruyeron su defensa después de la temporada 2018, los Chiefs han invertido principalmente en jugadores ofensivos. Su selección de primera ronda del Draft 2020 fue un corredor y luego cambiaron su selección de primera ronda de 2021 por un tackle ofensivo, mientras que su fichaje de agente libre más caro de este año fue un base. En total, los Chiefs han adquirido seis linieros ofensivos y dejaron a la defensiva casi intacta.

Kansas City tiene solo dos ex selecciones de primera ronda en el draft a la defensiva, ninguna de las cuales fue seleccionada por ellos. Esos jugadores, los esquineros Mike Hughes y DeAndre Baker, fueron descartados por sus antiguos equipos con poca o ninguna devolución.

A los Chiefs aún les resta enfrentar a los Packers, Raiders y Cowboys dentro de sus 10 semanas restantes, equipos que se han mantenido firmes con buenos resultados, como Green Bay y Dallas con rachas de seis y cinco victorias, respectivamente, tras caer en la semana inaugural.