Los domingos nunca fueron los días favoritos de Charlyn. Si algo salía mal durante el partido, ella y su hermano se llevaban una dura reprimenda.

“A veces pensaba: ‘no quiero ir a jugar’”. George, su padre, siempre les exigía que corrieran más, que pasaran bien la pelota, que hicieran bien las jugadas, que le pegaran correctamente al balón. No era un día sencillo. La mejor delantera de la Liga Española y la mejor de México no siempre disfrutaba del futbol.

Charlyn es alegre, “loca”, “tonta”, valiente, aventada, goleadora, también es la traqueotomía que le permitió vivir después de que se reventaran sus pulmones apenas al nacer, es su cicatriz en la garganta, es licenciada, es su peculiar forma de ensancharse antes de disparar a portería, es máster en Administración Deportiva, habla inglés, es música y baile. Es la Pichichi de la Liga Española con 24 goles.

“Siempre me gustó que los niños me tuvieran miedo cuando jugaban conmigo”.

Aquellos domingos cuando viajaban de Ecatepec a CU a jugar, su padre le construía el carácter con cincel y unas buenas regañizas de vez en cuando.

•••

El futbol es para Charlyn Corral un camino de vida, pero sólo eso, una ruta, pero antes de la pelota ha estado su preparación académica e intelectual. “Había veces que mi madre le decía a mi papá: ‘si ella quiere terminar su tarea, déjala, no la obligues a entrenar o jugar’”. Siempre fue una chica de notas altas. “Sí, soy matada”, suele decir.

Antes del gol, la escuela. Y eso no es fácil de entender cuando tienes una serie de astros, leyendas, que han sido grandiosos jugadores, pero muy malos para continuar su vida cuando las piernas exigen jubilación.

A los 16 años, cuando ya era catalogada como “la niña prodigio del futbol” por la FIFA, aceptó ir a Estados Unidos para probarse con el FC Indiana porque le ofrecieron estudios, pero lo que se encontró fueron sólo clases de inglés y se regresó al CCH Vallejo.

“Ella sabe que la vida es más que el futbol”. Guillermo Zamarripa, su representante, la llevó en el 2012 otra vez a Estados Unidos, pero en esta ocasión a través de CMAS Athletes con una beca para que estudiara administración deportiva en la Universidad de Louisville. “Cuando la conocí, pensé que era la típica chica que buscaba ir a estudiar para practicar el deporte, pero ella era todo lo contrario”.

Después de Louisville fue al Merilappi United de Finlandia y en el 2015 emigró a España. Cuando llegó con el Levante, Charlyn ya era una jugadora con reconocimiento latinoamericano, “pero allí nadie la conocía, le dieron las condiciones de sueldo más básicas, se tenía que volver a ganar un lugar”, dice Guillermo. Y lo logró.

Charlyn puede hablar de principios financieros del deporte, política deportiva, liderazgo, marketing, aspectos legales de la industria, comunicación, deporte para el desarrollo y la paz... todas estas materias las tomó en sus clases de licenciatura y maestría, “Cuando vas a otro país, aprendes otra cultura y estudias. se te abre el mundo, eso me ocurrió”.

•••

“Cumplas los años que cumplas, para mí siempre serás mi bebé”. Verónica le escribió esto a Charlyn, su hija, en un cumpleaños.

“No entendía cómo podía levantarse e irse a las 5 de la mañana y regresar a las 10 de la noche”, dice Charlyn sobre su madre. Muchas veces, por un buen tiempo, recuerda en entresueños que sentía los labios de ella en su frente para desearle buenas noches. Durante la semana, estaba con su papá, convivía con él y entrenaban. Pero el “sacrificio de mi mamá fue muy grande por nosotros”.

La delantera del Levante dice que muchas veces le toca ser “la mala” cuando tiene novio, porque se olvida de las fiestas, el cine. Tiene que dejar de contestar mensajes en el celular y si algo le hubiera gustado vivir, fue cuando “te maquillabas y jugabas a esas cosas”. Charlyn puede ser coqueta.

A la niña que le gustaba espantar a los niños por su capacidad goleadora, le da nostalgia no haber hecho cosas acorde a su edad. Ser goleadora tiene sus responsabilidades y sus sacrificios.

•••

-¿Qué se siente anotar un gol en un partido importante?

-Me acuerdo de cuando marqué mi primer gol en un Mundial (Sub-20, 2006): fue contra Suiza y sentí como desde la cabeza a los pies me entraba un escalofrío, me recorría todo el cuerpo y no me importó que el estadio estuviera vacío, esa sensación nunca la olvido.

Zamarripa dice que a Charlyn le gustaría ser directiva de la FIFA o tener un puesto directivo en una liga de trascendencia mundial.

•••

El domingo es cuando más se juega futbol en el mundo y a ella le dio su primer Pichichi en un día que, en ocasiones, pedía que no llegara.

•••

La mexicana Kenti Robles, bicampeona

La mexicana Kenti Robles y Atlético de Madrid lograron por tercera ocasión en su historia el título de la Liga Femenil de España, luego de derrotar como visitante por 6-1 al Zaragoza, en partido de la fecha 30 y última.

Los goles de la diferencia fueron obra de Ludmila da Silva al minuto tres; Sonia Bermúdez marcó en dos ocasiones, al nueve y 35; Ángela Sosa, al 37 y 65, además de Esther González al 83. Darlene de Souza, por la vía del penal, marcó por las de casa al 69.

Con este resultado, el conjunto de la capital española llegó a 77 unidades para ocupar el sitio más alto de la clasificación, por encima del Barcelona que fue segundo.

La mexicana Robles fue un elemento destacado según el técnico Ángel Villacampa, ya que fue titular indiscutible en prácticamente toda la temporada. Éste es el tercer título del cuadro colchonero, lo consiguió por primera ocasión en la temporada 1989-90, el segundo en la 2016-17 y el tercero en esta 2017-18 para firmar el bicampeonato.

[email protected]