La final entre Liverpool y Tottenham rebasa los pronósticos de impacto económico, respecto a las cifras registradas en las últimas cuatro finales de la UEFA Champions League.

El vicepresidente de la Confederación Empresarial de Madrid, Francisco Aranda, estimó que la derrama económica será de 69.5 millones de dólares.