Se buscan goles en la liguilla del futbol mexicano. Monterrey y Atlas sumaron el segundo empate a ceros en el mismo número de partidos celebrados en los cuartos de final de ida, luego de 96 minutos en los que los rojinegros demostraron por qué la defensa fue una de las principales características que los llevaron al subliderato del torneo regular.

El Atlas de Diego Cocca saltó a la cancha del estadio BBVA con una línea de tres defensas centrales bien marcada, entre Anderson Santamaría, Jesús Angulo y Hugo Nervo, complementados por la férrea contención del capitán Aldo Rocha.

Por su parte, Javier Aguirre mandó el mismo 11 con el que sus Rayados golearon y eliminaron a Cruz Azul en el repechaje del fin de semana, de nueva cuenta con elementos como Erick Aguirre y Matías Kranevitter en lugar de las bajas de César Montes y Stefan Medina. Sin embargo, el cerrojo del Atlas fue muy diferente a lo que encontraron ante La Máquina.

Luego de que la regla del gol de visitante fue erradicada a partir de este torneo Apertura 2021, los regios salieron con la obligación de marcar en casa para adelantar la ida de los cuartos de final, que cerrarán el próximo sábado en el estadio Jalisco. Su posesión fue ligeramente superior en un 56% y con siete remates por seis del Atlas, pero al final no hubo un efecto mayúsculo.

El ‘Gigante de acero’, como se le conoce a la casa de los Rayados, explotó al minuto 60 con un gol de Rogelio Funes Mori producto de un centro por la banda izquierda, pero el grito de Javier Aguirre y los más de 38,000 asistentes se quedó ahogado cuando la asistente, Enedina Caudillo Gómez, levantó su bandera en señal de un fuera de lugar claro que ni siquiera pasó a revisión por el VAR.

El primer tiempo fue una bala perdida para Monterrey, pues no registró ni un solo tiro contra el arco de Camilo Vargas. Fue por ello que el ‘Vasco’ decidió replantear su estrategia a una línea de cinco con Jesús Gallardo y Erick Aguirre como laterales-extremos, mientras que dejó libre a Maximiliano Meza para acompañar a Funes Mori. Además, al minuto 72 le dio cabida en su esquema a otro centro delantero, Vincent Janssen, quien reemplazó al mediocampista Alfonso González.

Pero el Atlas demostró por qué fue la mejor defensa del torneo con solo 10 tantos encajados en 17 partidos, misma cantidad que el América. Los rojinegros contuvieron los embates de Gallardo y Aguirre y no dejaron penetrar a Janssen, Meza ni Carlos Rodríguez, mucho menos los cabezazos de Funes Mori. El cansancio y la maña de los defensas rojinegros se hizo notar con Aldo Rocha y Anderson Santamaría tirándose unos minutos sobre el césped para cortar el ritmo del equipo local.

Sin embargo, el cero a cero dejó clara también la dificultad que ha tenido Monterrey para obtener puntos en casa durante el presente semestre. Los regios han jugado un total de nueve encuentros en el BBVA y su registro es de apenas cuatro victorias, siendo la última de ellas desde el 22 de septiembre ante el Toluca (2-0), pero desde entonces cosechan dos derrotas y el empate de liguilla ante el Atlas, en los que son ya 270 minutos sin gol.

Al final, Rayados solamente registró un tiro a gol al marco del colombiano Camilo Vargas, que tampoco fue exigido en demasía salvo en el último instante, con una serie de rebotes en el área que incluso provocaron el grito del público pidiendo un penal, pero tampoco hubo revisión del VAR y todo terminó.

Vargas, por su parte, se mantiene como uno de los arqueros más infranqueables del futbol mexicano, ya que no ha recibido gol en 20 de 38 partidos de liga celebrados a lo largo de todo el 2021, en parte también por esa solidez defensiva que lideró el torneo Apertura 2021.

De acuerdo con el portal Goles y Cifras, esta es la primera vez que los dos juegos iniciales de una liguilla del futbol mexicano terminan sin goles, luego de que también Pumas y América empataran a ceros en el previo del Monterrey contra Atlas. Las series continúan el jueves con la visita de Tigres a Santos Laguna y la de León a Puebla.